Santiago de Chile. La presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet, dijo este lunes que el fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre la demanda marítima peruana "ha reconocido la tesis chilena de que de el límite marítimo es el paralelo que pasa por el hito 1".

"La existencia de un acuerdo sobre el hito 1 y el paralelo limítrofe fueron pilares de nuestra defensa y así lo entendió la Corte", enfatizó en una declaración pública Michelle Bachelet, quien asumirá la Presidencia el próximo 11 de marzo.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) concedió hoy a Perú una parte del mar chileno al recortar a la altura de 80 millas desde la costa el paralelo que hasta ahora marcaba la frontera marítima entre ambos países y que Perú pretendía se sustituyera completamente por una línea equidistante.

El tribunal decidió por mayoría que el punto de partida de la delimitación marítima se mantuviera en el llamado "Hito 1", tal y como defendió Chile durante las audiencias.

A partir de ese punto, la frontera marítima mantiene la línea marcada por el paralelo 18 grados, 21 minutos, 00 segundos, que hasta ahora servía de frontera marítima entre los dos países, pero no se prolonga más allá de las "80 millas náuticas".

Desde ahí, la frontera en el mar adquirirá una línea equidistante en dirección oeste-sur, casi en una línea recta, hasta llegar a la altura de las 200 millas, medidas desde la costa chilena.

"El fallo significa que no hemos perdido soberanía sobre el mar territorial chileno, o sea, no hay traspaso alguno de soberanía territorial de Chile hacia Perú", dijo Bachelet, quien anunció que trabajará para implementar la sentencia gradual".

"Al establecer una línea equidistante entre las 80 y las 200 millas, esta decisión de la Corte -que no compartimos y que lamentamos- impacta una parte de la zona económica exclusiva", admitió Bachelet. Pero acotó que la mayor parte de la pesca artesanal chilena se realiza en la zona anterior a las 80 millas.

La futura mandataria dijo que analizará la decisión a fin de ver sus alcances.

"Trabajaré para que la sentencia sea gradual y concertada entre Chile y Perú. Esperamos que Perú aplique este fallo conforme al derecho del mar", afirmó.

Bachelet, además, aseguró que es momento de la "unidad y serenidad" en nuestro país, enfatizando que en el proceso, tanto su anterior gestión como la actual del presidente Sebastián Piñera, "han defendido sus derechos en el marco del respeto y la cultura internacional".

"Espero que a partir de la sentencia se marque un antes y un después, para ser capaces de avanzar hacia una nueva etapa (...). Trabajáremos para que la paz y colaboración marque la relación entre Chile y Perú", agregó.

La presidenta electa emitió sus declaraciones tras haber conversado telefónicamente con Piñera. Ambos se reunirán esta tarde para abordar el fallo junto a los ministros de Relaciones Exteriores entrante y saliente.

El fallo de la CIJ resuelve la demanda presentada en 2008 por Perú, solicitando la fijación de un límite marítimo que, a su juicio, no existía.

Su pretensión era que la corte fijara una línea equidistante, que le habría otorgado unos 38.000 kilómetros cuadrados de mar que hasta ahora han estado bajo soberanía chilena.

Chile refutó la tesis peruana basándose en dos tratados suscritos en 1952 y 1954 que habrían establecido el límite.