"Lo que ha sucedido es horrible, pero Chile sigue siendo un país seguro", declaró este lunes la presidenta Michelle Bachelet, después de que la explosión de una bomba en el metro de Santiago hiriera a ocho personas, dos de ellas de gravedad.

Bachelet calificó el hecho de "abominable" y aseguró que el gobierno aplicará "toda la fuerza de la ley antiterrorista" para castigar a los culpables.

La mandataria chilena hizo estas declaraciones tras visitar a tres de las personas heridas en una clínica de Santiago después de que un artefacto estallara en una galería comercial situada en el metro Estación Militar, en el municipio santiaguino de Las Condes. 

"Se están haciendo una cantidad enorme de procedimientos para identificar a quienes están detrás de estas acciones", advirtió.

Bachelet suspendió su agenda de este lunes y de este martes, debido al acto terrorista registrado en el metro de Santiago. Así lo informó el ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo.

Bachelet citó para este martes a las 08:30 horas a un Consejo Operativo de Seguridad para analizar con todos los ministerios y organismos competentes en la materia el atentado con bomba en el subcentro de la estación del metro Escuela Militar.

Junto con suspender la visita de trabajo a la Región de Arica-Parinacota, la mandataria también canceló una actividad que tenía programada este lunes para las 17:45 horas en el centro Cultural Gabriela Mistral (GAM), con el propósito de visitar a algunas de las personas que resultaron heridas por la explosión.

Bachelet se trasladaba este lunes a la Clínica Las Condes, mientras el ministro del Interior Rodrigo Peñailillo asistía a la Clínica Alemana.

Otras autoridades también se desplegaban para visitar a los lesionados: el intendente Claudio Orrego acudía al hospital Salvador, el vocero Álvaro Elizalde y el subsecretario de Prevención del Delito Antonio Frey también visitaban otros centros asistenciales.

En tanto, para este martes al Consejo Operativo de Seguridad convocado por la presidenta están citados el ministro de Justicia, José Antonio Gómez; el Fiscal Nacional, Sabas Chahuán; el general director de Carabineros, Gustavo González Jure; el director nacional de la PDI y otras autoridades de Gobierno.

Chile, un país tranquilo. El ministro enfatizó que "nosotros vamos a invocar, como ya fue en el caso anterior, la Ley Antiterrorista y por supuesto también vamos a disponer de todos los recursos necesarios, como lo hemos hecho en la investigación anterior para que este hecho tan condenable, lamentable, tenga a los responsables en el lugar que corresponde, que es tras las rejas en la cárcel".

Agregó que "las investigaciones se están iniciando, hay antecedentes que permiten que la investigación tome un rumbo, pero nosotros como gobierno esperamos que el Ministerio Público con el fiscal exclusivo designado semanas atrás tengan lo antes posible los resultados que corresponden".

A pesar del atentado, aseguró que "Chile es un país tranquilo, pero no cabe duda que hay personas que han agredido a personas inocentes y que hoy tienen que estar en la cárcel y este Gobierno va a estar hasta el último día para que estén tras las rejas lo antes posible".

La Nación señaló que el Fiscal Francisco Bravo, titular (s) de la Fiscalía Sur, señaló que el artefacto utilizado es un extintor con pólvora negra similar al usado en el atentado de la Estación Los Domínicos y en otros ataques. Explicó que se trata de un basurero que se encuentra en una de las salidas del centro comercial al lado del local Juan Maestro. Indicó que el lugar del estallido fue "un pasillo donde transita mucha gente".

* Con información de Nación.cl y TVN.