Buenos Aires. Miles de argentinos marcharon este jueves por el centro de Buenos Aires reclamando de mayor seguridad, en momentos en que una serie de crímenes violentos ha sacudido a la opinión pública.

Un adolescente fue acribillado recientemente por sus secuestradores, mientras que otros argentinos fueron asesinados en los últimos días en intentos de robo, lo que disparó un creciente temor en muchos habitantes de Buenos Aires y sus alrededores.

"Estoy destruida por lo que me pasó, pero logramos que toda esta gente esté con nosotros. Cada día se mata más gente, esto se tiene que acabar", señaló a periodistas Matilde, la madre de un joven recientemente asesinado, durante la manifestación.

La inseguridad es actualmente una de las principales preocupaciones de los argentinos, junto con la inflación.