Santiago. Cientos de miles de estudiantes chilenos marcharon este jueves por Santiago de Chile en la primera manifestación masiva del año, en la que se exigió terminar con el lucro en la educación y se criticó las políticas conservadoras del presidente Sebastián Piñera.

     Bajo el lema "Chile ya decidió: No + Lucro, No + Deuda, No + Educación Sexista", los manifestantes caminaron durante unas tres horas por la Alameda, la principal vía de la capital del país.

     La convocatoria la realizaron la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) y el Colegio de Profesores.

     Según cifras de los organizadores, al encuentro asistieron unas 120.000 personas en Santiago, y otras miles a lo largo de Chile; sin embargo, la intendencia de Santiago estimó la participación en 30.000 personas en la capital.

     "Las razones para movilizarnos sobran, en Chile lamentablemente la educación sigue generando segregación, sigue lucrándose cuando debería ser un derecho social", señaló a los periodistas el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile (FECh), Alfonso Mohor.

Piñera señaló el miércoles a un canal de televisión local que le diría a los estudiantes que "marchen, pero marchen por cosas que valgan la pena, marchen por la calidad de la educación, por proteger nuestro medioambiente y la naturaleza".

     De igual forma, uno de los voceros de la Confederación de Estudiantes de Chile, Sandra Beltrani, aseguró que "le decimos al ministro de Educación que nosotros queremos estar en las aulas, queremos tener clases, queremos ser profesionales para estudiar una carrera para así ser alguien en la vida, y tener una profesión como muchas personas en este país, y no lo podemos hacer es porque sigue existiendo el lucro en Chile".

     Los estudiantes de Chile reclaman la decisión que tomó a fines de marzo pasado el Tribunal Constitucional (TC) del país, que revirtió la decisión del Congreso y consideró legal la obtención de lucro por administrar universidades, situación que ha generado el rechazo de gran parte de la comunidad universitaria chilena.

     De igual forma, los estudiantes piden el fin del Crédito Aval del Estado (CAE), un préstamo para cursar una carrera universitaria, que según detallan las agrupaciones sociales, ayuda a mercantilizar la educación universitaria.

     En Chile, una carrera universitaria cuesta entre US$4.000 y US$6.000 dólares, costo que aumenta con los intereses de créditos como el CAE.

     Piñera señaló el miércoles a un canal de televisión local que le diría a los estudiantes que "marchen, pero marchen por cosas que valgan la pena, marchen por la calidad de la educación, por proteger nuestro medioambiente y la naturaleza".

     En la manifestación participaron parlamentarios del Frente Amplio, un partido de izquierda que acumula una veintena de representantes en el Congreso, y la ex candidata presidencial del país, Beatriz Sánchez.

     Durante el cierre de la manifestación, se generaron varios focos de conflicto tras enfrentamientos entre estudiantes y miembros del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de Carabineros, la policía armada del país.