A objeto de buscar y detener a miembros del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, determinó que los militares ubicados en 5 departamentos al norte del país permanezcan movilizados, pese al término del estado de excepción decratado para dicha zona.

El presidente Fernando Lugo formuló el anuncio del mantenimiento de las fuerzas de seguridad en cinco departamentos del interior del país al término de una reunión que mantuvo con el gobernador del Amambay, Emilio Pavón Doldán, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

Con autorización del Congreso, el Poder Ejecutivo había decretado el estado de excepción y  la movilización de militares en los departamentos de San Pedro, Concepción, Amambay y en la chaqueña Villa Hayes, a objeto de detener al grupo insurgente, de acuerdo a ABC.

El estado de excepción finalizará a la medianoche de este lunes y pese a ello los militares y policías seguirán operando en los mencionados territorios departamentales, anunció Lugo.