Montevideo. El gobierno de Uruguay analiza la posibilidad de trasladar funcionarios del Ministerio de Defensa al Ministerio del Interior para cubrir las vacantes en el sistema carcelario.

Según informó el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, la situación de “emergencia” que viven los centros de reclusión hace necesaria una respuesta inmediata.

Bonomi explicó que en el corto plazo se maneja la posibilidad de que la guardia externa de las cárceles (que actualmente está conformada por militares y policías) pase a estar integrada en su totalidad por soldados.

Incluso, el secretario de Estado dijo que el presidente José Mujica planteó la idea de proyectar para 2011 una cárcel piloto que esté en la órbita del Ministerio de Defensa.

En declaraciones a radio El Espectador, Bonomi explicó que el traslado de militares al Ministerio del Interior generaría un gran ahorro ya que no se tendría que contratar nuevo personal.

Además, el ministro explicó que en caso de concretarse los traslados, Defensa impartiría un entrenamiento especial a los soldados para desempeñar tareas en cárceles.

Este lunes, el Poder Ejecutivo estableció como tope para la contratación de personal el 31 de marzo de 2011, tanto para presidencia de la República como para los ministerios.

Sin embargo, el decreto firmado este lunes establece algunas excepciones para las áreas consideradas de urgencia como la incorporación de funcionarios militares, policiales y del Servicio Exterior.

Bonomi explicó que el gobierno tiene la necesidad de llenar varias vacantes en el sistema carcelario, aunque eso es complicado ya que hay pocos interesados.

“Si está pendiente la inauguración de nuevos módulos, nuevas cárceles que están en construcción desde el período anterior y están a punto de ser terminadas, esas cárceles necesitan de nuevo personal. Tenemos como 2.000 vacantes en el Ministerio del Interior que si se pudieran llenar con personal para cárceles estaría solucionado el tema, pero no se puede porque se tienen que registrar determinados ascensos y corrimientos en la escala jerárquica”, dijo.

Bonomi dijo que el gobierno deberá realizar un llamado para cubrir esos puestos, aunque consideró que “no hay muchos interesados para trabajar en Cárceles” por lo que se planea aumentar el salario general del Ministerio del Interior con un incremento distinto para los efectivos que cumplan tareas de riesgo en calle y cárceles.