El asesor del vicepresidente de Paraguay, Federico Franco, en cuestiones militares, Horacio Galeano Perrone, confirmó este jueves que -aunque se declare o no estado de excepción- las fuerzas armadas tendrán mayor presencia en la zona norte del país, donde opera el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Se analiza la manera en que los uniformados puedan apoyar en los operaciones dirigidas hasta ahora por la policía.

Galeano Perrone acompañó a Franco al Comando en Jefe, donde a tempranas horas de este viernes se realizó una reunión con jefes castrenses.

El encuentro fue convocado por el segundo del Ejecutivo, quien actualmente interina la presidencia, a fin de recabar todos los datos sobre la situación en Concepción, donde este miércoles volvió a atacar el EPP.

“La idea es tener información sobre la situación real”, refirió el analista.

Horacio Galeano Perrone garantizó que los militares colaborarán en las tareas de búsqueda de los criminales, independientemente de que se declare o no estado de excepción.

El ex ministro de Educación no aclaró si el Ejecutivo pretende pretende otorgar a los militares el comando de las operaciones y se excusó de dar mayores detalles del encuentro en la base castrense.

“Lo que les puedo decir es que las operaciones son correctas. La inteligencia está trabajando acabadamente y llevan un alto sentido de patriotismo”, aseveró.

Del encuentro en el Comando en Jefe participaron los comandantes de las Fuerzas Militares, el Ejército, Marina y Logística.

En la víspera, el vicepresidente Franco anunció que los militares permanecerán acuartelados, aunque confirmó que la Marina reforzará su presencia en el río Paraguay. "Vamos a dar guerra", advirtió.

Las fuerzas de seguridad se concentran en el norte del país, luego de que el miércoles último el EPP atacara una subcomisaría de Concepción y matara a dos uniformados.