Los funcionarios y personal que hagan uso político de los programas sociales o incurran en irregularidades serán separados y denunciados, advirtió hoy la ministra de Desarrollo e Inclusión Social, Paola Bustamante, tras reiterar que los criterios de selección a estos programas son técnicos y no políticos.

Dicha sanción no solo se aplicará a los trabajadores que prestan servicio en algún programa social, sino también para el personal del ministerio a su cargo, de acuerdo con la directiva vigente sobre neutralidad y transparencia de los programas sociales, aprobada por su sector en el 2014, indicó.

“Trabajadores o servidores del ministerio que digan ‘si no votas por tal persona sales del programa’, inmediatamente son denunciados, y salen del programa con proceso y con denuncia”, remarcó en entrevista con TV Perú, desde Ayacucho, donde realiza una visita de trabajo.

Bustamante sostuvo, además, que su sector verifica que la prestación del servicio de los programas sociales, así como el ingreso de nuevos beneficiarios sean establecidos por criterios técnicos y no políticos.

En las tareas de supervisión también participan la Contraloría General de la República, la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza, así como el Comité de Vigilancia y Transparencia de los Programas Sociales, integrado por más de 3,000 voluntarios a escala nacional, añadió.

“Se verifica si, efectivamente, una persona ha entrado a un programa social por favor político, cosa que descarto totalmente, sino por criterio técnico. Si existe una alerta de que exista algún usuario que no debería estar, bienvenidas las denuncias para poder tomar medidas inmediatas”, anotó.

Las denuncias, según detalló, también pueden formularse ante la Defensoría del Pueblo, para que esta entidad también verifique las acciones inmediatas que tomará el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS) ante este tipo de casos, manifestó la titular del sector.