Lima.- El ministro de Justicia, Vicente Zeballos, informó que su gestión ha tomado la decisión de realizar una reforma del sistema penitenciario, durante una visita a los penales de Cañete y Chincha. 

En Cañete se reunió con representantes de los internos y compartió sus inquietudes. Ellos le expresaron que requieren de mayor apoyo para instalar talleres productivos y conseguir que empresas privadas decidan invertir en su trabajo. 

Zeballos recorrió talleres de confección, estampados, cerámica y carpintería donde los internos están comenzando a producir con mucho entusiasmo. 

Asimismo, conoció que en la zona donde está ubicado el penal no hay servicio de agua potable ni desagüe y por ello se ha instalado un sistema propio con lagunas de oxidación, con el objetivo de purificar las aguas y reutilizarlas en el riego de hortalizas.

En otro momento recorrió el centro médico instalado al interior de este penal, el cual cuenta con los equipos necesarios para realizar pruebas y tratamiento de tuberculosis.

Durante un encuentro con otro grupo de internos, el ministro aseguró que su gestión ha tomado la decisión de realizar una reforma del sistema penitenciario.

"Para eso estamos visitando los penales y no nos quedamos en el escritorio. Tenemos que ver la situación y sostener un diálogo directo con los internos. Hay un país y una familia que los espera", afirmó.

Seguidamente, el titular de Justicia se dirigió a Chincha para inspeccionar el penal de esa ciudad, donde supervisó el funcionamiento de un moderno sistema de cámaras de vigilancia que ayuda a los agentes penitenciarios a mantener el orden y la tranquilidad.

De igual forma, compartió ideas con los internos y tomó nota de sus necesidades y requerimientos como el acceso a beneficios penitenciarios y la asistencia legal de defensores públicos. 

En este penal el programa Cárceles Productivas tiene talleres con una intensa actividad e incluso se han formalizado, ya que cuentan con una visión empresarial. 

"Cárceles Productivas hace un trabajo de auténtica rehabilitación. Cada interno tiene una virtud escondida", les dijo a los internos. Finalmente, supervisó el avance de las obras de amplición de pabellones.