Lima. La ministra de la Mujer, Carmen Omonte, descartó este lunes haber vulnerado la ley al poseer un mínimo porcentaje en una concesión minera que aún no tiene actividad y aseguró que no existe incompatibilidad entre ello y las labores que ha cumplido en el Estado.

Sostuvo que una forma de demostrar que en ningún momento tuvo intención de vulnerar la ley fue la transparencia con la que abordó el tema en todo momento en el que se le consultó al respecto.

Dijo, además, que su participación como accionista está en evaluación, debido a que se encuentra divorciada de su pareja, quien junto a sus hijos son los accionistas mayoritarios.

Según precisó, la concesión fue adquirida luego de ser elegida congresista, pero aclaró que no ha formado parte activa del diseño ni de las decisiones de la empresa.

Tras referir que un análisis elaborado por un estudio de abogados concluyó que no había incompatibilidad entre su función congresal y la concesión, desmintió haber promovido leyes favorables a empresas mineras.

"Me parece sumamente malintencionado o producto del desconocimiento", enfatizó al puntualizar que sus iniciativas legislativas trataban sobre la formalización de los estudios de impacto ambiental y redistribución del canon.

"Están vinculados a los intereses de la población, no de las empresas. Si uno lee qué leyes he apoyado se verá que están al margen de los intereses de cualquier actividad minera", añadió en RPP.

Recordó también que, como congresista, no formó parte de la Comisión de Energía y Minas.

Un programa periodístico informó anoche que Omonte tiene participación como accionista de Cemento Amazónico S.A.C, a la que se le otorgó una concesión minera en Huánuco.

Comunicado. Por otro lado, el ministerio de la Mujer informó que un análisis del estudio jurídico Benites, Forno & Ugaz Abogados determinó que no existe incompatibilidad en que la ministra sea accionista de la empresa Cemento Amazónico S.A.C.

“El Espíritu de la Ley de Minería no es prohibir per se el ejercicio de la actividad minera por parte de los miembros del Poder Legislativo, sino únicamente que éstos no se valgan de la condición privilegiada que ostentan a efectos de obtener concesiones por parte del Estado que les permitan ejercer dicha actividad, lo cual no ha incurrido en el presente caso”, señala el informe jurídico.

Además, indica que ser titular del 10 por ciento de las acciones de una sociedad minera no sería causal de incompatibilidad alguna, pues la ministra Omonte no cuenta con la calidad de accionista mayoritaria en una empresa titular de una concesión del Estado, ni esa empresa ha adquirido el derecho minero del Estado.

El análisis del Estudio de Abogados, indica, además, que como persona natural, la ministra Omonte no ejerce actualmente actividad minera alguna, toda vez que solo posee un porcentaje minoritario del accionariado de una empresa que adquirió la titularidad de una concesión minera.

Asimismo, el MIMP precisó que a la fecha la empresa Cemento Amazónico S.A.C. no ha llevado a cabo actividades de exploración y mucho menos de explotación.