La titular del Ministerio de Energía y Minas (MEM), Rosa María Ortiz, sostuvo que en La Oroya la idea es trabajar de manera conjunta con la población y buscar una salida, tras recordar que en todo momento pidieron no caer en la violencia ni en el cierre de carreteras.

Según recordó, se dialogó con autoridades como el alcalde de Yauli (provincia cuya capital es La Oroya) y dirigentes sindicales desde la época en que debía aprobarse el Instrumento de Gestión Ambiental Correctivo (IGAC), requisito de los postores para poder presentarse a la licitación de la empresa minera Doe Run.

"Siempre se les invocó a que cualquier decisión que se pudiera tomar por parte de las autoridades y los dirigentes sea conversada, que no implicara ni actos de violencia ni cierres de carreteras, porque la idea es trabajar de manera conjunta y buscar una salida", dijo en RPP.

Ortiz refirió que el jueves pasado debían presentarse, por parte de los postores, los sobres de postulación al proceso, pero esto no se dio, por lo que representantes del MEM se reunieron con los postores para ver alternativas.

No obstante, advirtió, la población de la zona, de una manera apresurada, tomó la determinación de ir a un paro desde la víspera, tomando la carretera con las consecuencias que conocen públicamente.

Los actos de violencia durante protestas en La Oroya han dejado hasta el momento una persona fallecida y varios heridos.

Lote 192

Por otro lado, la ministra mencionó que en el caso del Lote 192, en Loreto, la licitación quedó desierta porque no se presentaron postores, ante lo cual se trabaja en un plan desde Perúpetro, previendo alternativas de negociación directa.

Se considera, por ejemplo, otorgar un contrato de licencia por 30 años o de servicios por dos años que permita trabajar el proceso de licitación.

Ello, precisó, bajo la condición establecida en las bases originales de la participación de Petroperú en un 25 por ciento. "Los requerimientos en el pedido de la población de Loreto se está tendiendo con esta participación", indicó.

En otro momento saludó la disposición al diálogo mostrada por dirigentes de la zona del proyecto Tía María, en Arequipa, expresada en algunos medios, y recordó que las puertas de su despacho se encuentran abiertas.