El gobierno evaluará un levantamiento progresivo del estado de emergencia en la provincia de Islay, región Arequipa, conforme quede comprobada el retorno de la tranquilidad a esa zona, afectada por las protestas contra el proyecto minero Tía María, afirmó la ministra de Energía y Minas, Rosa María Ortiz.

A su juicio, la población de Islay ya está tranquila, por lo cual es necesario evaluar el estado de emergencia, decretado por el gobierno el pasado 22 de mayo con la finalidad de recuperar el orden público alterado por las protestas contra la mencionada iniciativa minera.

"Creo que la población ya está tranquila y probablemente debemos evaluar el tema para levantar el estado de emergencia. De acuerdo a cómo la población se manifieste, se decidirá si se retira al Ejército", señaló en declaraciones a Agenda Política de Canal N.

Remarcó que previo a un intenso debate con la comunidad, para hacerle entender de las bondades del proyecto, el Gobierno espera que antes de fin de año Tía María inicie sus operaciones.

"Espero que antes de fin de año tengamos este proyecto logrado, para la cual tenemos que hacer el esfuerzo para
conversar con la población de parte del Estado y la empresa y transmitir las bondades que puede traer a la zona", afirmó la ministra.

Señaló que Southern, la empresa encargada de Tía María, ha comenzado un trabajo de sensibilización de la comunidad, aunque consideró que aún "le falta mucho" para conseguir ese objetivo.

En su opinión, los 60 días de pausa decretados tras las protestas, serán insuficientes.

Ortiz manifestó que no es posible desconocer las sanciones contra Southers por contaminar el ecosistema, pero expresó confianza en que para el caso Tía María, la compañía mexicana sabrá respetar todos los procedimientos ambientales.