La ministra de Cultura, Diana Álvarez-Calderón invocó al Congreso a revisar el Decreto Legislativo 1198, sobre Convenios de Gestión Cultural, a fin de posibilitar la inversión en patrimonio, asignando algunos "candados" como la autorización previa de los gobierno regionales y locales.

"(Invoco) A los congresistas sobre todo. Se puede poner candados, uno puede ser que se pida autorización al gobierno regional y a los gobiernos locales", indicó.

Álvarez-Calderón exhortó a los parlamentarios a valorar que esta norma es una oportunidad para que se pueda poner en valor el patrimonio cultural del país.

El Congreso derogó el Decreto Legislativo 1198, que modifica la Ley General del Patrimonio Cultural y permite la suscripción de Convenio de Gestión Cultural entre el sector público y privado para proteger y poner en valor los monumentos arqueológicos por medio de convenios de cogestión.

El presidente de la República, Ollanta Humala, en la víspera observó la autógrafa de la derogatoria del referido Decreto Legislativo.

La ministra de Cultura atribuyó la reacción contraria a la norma en algunas regiones al desconocimiento de la misma. Reiteró que no contempla la ejecución de este tipo de convenios en monumentos que están reconocidos como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

"Machu Picchu, Cusco, y toda la ruta del Qhapaq Ñan son patrimonio mundial de la humanidad, por tanto, en ninguno de esos sitios se iba a hacer nada. Ellos (la región Cusco) se han opuesto porque no se ha leído la norma", comentó.

En ese sentido, reiteró que la asociaciones público-privada (APP) será específica en determinadas zonas arqueológicas, dado que permitirá ponerlos en valor, mantenerlos y habilitar recursos para futuras investigaciones en estos lugares.

"Por ejemplo, hemos terminado de poner en valor la huaca Mateo Salado, en Pueblo Libre. Ya se acabó el proyecto, ya está iluminado, cercado, pero ahora no le puedo seguir pagando a los arqueólogo. Se va a venir abajo si es que yo lo dejo tirado", advirtió.

Sostuvo que de aprobarse la norma, el Ministerio de Cultura realizará una labor minuciosa para evaluar y determinar con qué entidades se puede realizar convenios de cogestión, mecanismo que incluso podría facilitar la obtención de recursos adicionales para otros sitios arqueológicos.

Álvarez- Calderón mencionó que apenas se publicó la norma, han recibido visitas de autoridades regionales y locales que buscan poner en valor sus respectivos sitios arqueológicos.

"Esperamos que en el debate nos pueda ayudar algunos congresistas para que se ponga el candado para el convenio de gestión cultural", indicó.

En otro momento, informó que en reuniones con autoridades del Ministerio de Economía y Finanzas se consiguió que el Ministerio de Cultura tenga la posibilidad de hacer obras por impuestos, hecho de relevancia para futuros proyectos.