La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Carmen Omonte, pidió disculpas públicas a nombre de su sector a todas las mujeres afectadas por los comentarios expresados por el titular del portafolio del Interior, a través de las redes sociales.

“Han habido mujeres afectadas, como sector pido disculpas a las mujeres que pueden haberse sentido afectadas y que todas nos unamos, no solamente las mujeres sino los varones también, en este afán de dignificar nuestra política”, subrayó.

Asimismo, destacó el avance de la mujer en el sector público y privado del país, lo cual también merece un reconocimiento y el respeto a su vida privada e intimidad.

“Las mujeres en nuestro país hemos ido asumiendo en estas últimas décadas mayores responsabilidades por nuestro propio esfuerzo y capacidad de salir adelante, eso, por supuesto, también implica el mayor reconocimiento a nuestros derechos privados, a nuestra propia intimidad”, agregó.

También destacó las disculpas expresadas por el propio ministro del Interior, Daniel Urresti, por un mensaje retuiteado en las redes sociales y consideró que el derecho a la privacidad y la intimidad personal es un derecho humano que debe ser defendido por todos.

Omonte señaló que hubo un “manejo inadecuado” en las redes sociales que terminó afectando la intimidad de las personas, particularmente de las mujeres.

En ese sentido, exhortó no solamente a los funcionarios públicos sino a todos los líderes políticos, medios de comunicación y la sociedad en general, a contribuir para que la política peruana “se dignifique” por el bien del país.

“Estamos en un año preelectoral, son tiempos complicados, lo reconocemos así, pero eso no debe llevar a un desgaste de la clase política, del discurso político que siempre debiera ser alturado y con respeto al derecho de todas las personas”, agregó.

Finalmente, tras presentar una alianza de su sector con los gremios empresariales para la promoción del “Sello de Empresa Segura, Libre de Violencia y Discriminación hacia la Mujer”, destacó la defensa de la privacidad de las personas.

“El esfuerzo que tenemos que hacer como sociedad, como Estado, es proveer de toda la protección necesaria, de la legalidad necesaria, a la vida privada de las personas, hombres y mujeres”, puntualizó.