La ministra de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), Paola Bustamante, aclaró que ninguno de los programas sociales del sector a su cargo regalan dinero a sus usuarios.

Precisó que lo que se viene realizando en el programa Juntos es una transferencia condicionada, para que las madres y gestantes en situación de pobreza acudan junto con sus hijos a sus controles prenatales y de crecimiento, así como a la asistencia obligatoria de los niños a las escuelas desde nivel inicial hasta culminar la secundaria.

La ministra añadió que de 753.000 familias usuarias de Juntos que se atiende actualmente, la meta es llegar a 840.000 de hogares que lo requieren para el año 2016, pues se transfiere recursos económicos a personas que viven en pobreza y pobreza extrema en nuestro país.

Manifestó que el programa Juntos tiene 9 años de funcionamiento y se ha continuado con su expansión porque se ha priorizado en este gobierno su incidencia en la infancia.

“Se sigue incentivando a las familias a que lleven a sus hijos a la escuela y a sus controles” en los puestos de salud, enfatizó.

De otro lado, agregó que a las familias del programa Juntos que viven en zonas rurales de la sierra y la selva se les capacita y se les ofrece asistencia técnica a través de la intervención HakuWiñay, del programa Foncodes, por medio de Yachachiqs.

Sobre el Programa Pensión 65, dijo que se ha logrado excelentes resultados ya que antes de lo previsto se cumplió la meta para este año de 380,000 usuarios, por lo que se han emitido disposiciones y asignado recursos para incrementar en 50,000 adultos mayores más hasta fin de año.

Pensión 65 ha contribuido a que adultos mayores que no existían para el Estado por no contar con un documento de identidad ya tengan DNI y con ello puedan acceder a todos sus derechos, lo que demuestra que el programa si está contribuyendo a mejorar la calidad de vida de las personas, y por ello se continuará con el trabajo y la política basada en la evidencia, apuntó.

En otro momento, la ministra Paola Bustamante puntualizó que se ha mejorado el programa QaliWarma elevando los estándares en todos sus procesos lo que ha dado como resultado que ya no se hayan producido denuncias como en tiempos anteriores.

“El presidente ha mencionado que para el año 2016 la meta es llegar a 3 millones de niños y niñas”, agregó Bustamante, indicando que la idea es que el programa de alimentación escolar se universalice.

Finalmente, mencionó que el Gobierno Nacional a través de su sector junto con el Ministerio de Salud está trabajando agresivamente para disminuir la desnutrición crónica infantil y la anemia en nuestro país con el Fondo de Estímulo al Desempeño y Logros de Resultados Sociales (FED) en nueve departamentos priorizados en los cuales ya se está logrando los objetivos propuestos.