El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró este domingo que en Bolivia existen emisarios de cárteles del narcotráfico, pero negó que esos grupos se hayan instalado en territorio nacional. Los grupos involucrados en esa actividad ilícita están integrados por bolivianos y extranjeros.

"No hay carteles en Bolivia, emisarios de carteles sí, porque las organizaciones criminales están integradas por gente de nacionalidad boliviana y algo más de nacionalidad extranjera", dijo a los periodistas en conferencia de prensa.

Según investigaciones preliminares, Romero dijo que en el país probablemente existan tres grupos de ese tipo.

"No es una organización que maneja toda la cadena productiva de la cocaína, sino son eslabones que se van complementando entre sí", agregó.

Asimismo, informó que tras la captura de Fabio Adhemar Andrade Limalobo, hijo del narcotraficante colombiano Célimo Andrade Quintero, alias 'Danilo', capo del cartel de Cali, en la población Tres Cruces, Zona Las Piedras, del departamento de Santa Cruz (oriente de Bolivia), se verificó la posición del GPS (sistema de posicionamiento global) de la avioneta, el cual, mediante un operativo, se descartó la existencia de una factoría en la amazonia del país.

"Ese mismo día enviamos dos contingentes de Umopar, pero se han hecho todos los rastrillajes, inspecciones tanto vía terrestre como vía aérea y no hemos podido establecer resistencia de ningún laboratorio", dijo.

Romero indicó que uno de los motivos para que los narcotraficantes se encuentren en territorio nacional es la exportación de ese ilícito, especialmente a Brasil.