El ministro de la Aviación Civil de Brasil, Eliseu Padilha, uno de los miembros de la coordinación política del Gobierno de Dila Rousseff, aseguró que el Ejecutivo tocó el fondo del pozo y que a partir de ahora, la opinión sobre la mandataria comenzará a subir.

Las palabras de Padilha llegaron dos días después de que un sondeo divulgado por el Instituto Datafolha apuntara que apenas el 10% de la población consideran que el Gobierno de Rousseff es "óptimo o bueno", mientras que el 65% lo considera "malo o pésimo".

La actual tasa de reprobación de la presidenta sólo no es peor que el 68% de rechazo que tuvo Fernando Collor en septiembre de 1992, poco antes de ser destituido del cargo.

"El gobierno, si vamos a mirar todos los indicadores, veremos que, en la confianza con relación a la economía, tuvimos un pequeño aumento, que en la cuestión del combate a la inflación hubo una ligera mejora. Se tocó el fondo del pozo y ahora se vuelve a subir", analizó el ministro.

Según Padilha, "si hay una expectativa que empieza a mejorar en relación a los indicadores, obviamente no sucede por un milagro. Existe un gobierno, existe la jefa de un Gobierno que hace que todo esto suceda y que tiene que capitalizar este aspecto positivo", agregó.

En su intento de recuperar la buena opinión del pueblo, la presidenta Dilma Rousseff lanzó este mes la llamada "agenda positiva", con el anuncio de nuevas acciones y el lanzamiento de planes, como el Plan de Cosecha de la Agricultura Familiar 2015-16, para el que liberó casi US$10.000 millones a los pequeños y medios productores rurales.