Santiago. El ministro estrella del gobierno del chileno Sebastián Piñera, Laurence Golborne, quien se hizo mundialmente famoso tras el rescate de los 33 mineros, tuvo un difícil comienzo en su labor de enfrentar el conflicto en la zona austral de Magallanes por el alza del precio del gas.

En su calidad de biministro de Minería y Energía, Golborne se encuentra en Punta Arenas, donde en la noche de este lunes enfrentó una situación difícil al salir de una radio local, donde se habían reunido centenares de manifestantes para expresar su descontento por las políticas gubernamentales.

Sitiado, el secretario de Estado debió se sacado con fuerzas especiales de la policía. Más tarde en su Twitter escribió: "tranquilidad por favor. Unos pocos exaltados no reflejan la realidad de Magallanes. Miremos hacia adelante y resolvamos los problemas", indicó Radio Cooperativa.

Golborne reafirmó que la propuesta del gobierno de mantener el aumento en el precio del gas en 3% es "clara, integral y razonable".

Reclamo argentino. Por otra parte, la secretaria de Gobierno de Tierra del Fuego, Eleonora De Maio, informó que los manifestantes que impedían la circulación hacia y desde Tierra del Fuego liberaron las rutas en la noche de este lunes.

En conversación con una radio dijo que "las rutas fueron liberadas anoche", informó Ámbito.

La funcionaria provincial dijo que en la mañana de este martes "no había personas varadas".

Añadió que "estamos abastecidos" y que a pesar que la no resolución del conflicto "podría llegar a afectar", la semana pasada los comerciantes "transmitieron seguridad".

Este lunes, el ministerio de RR.EE. de Argentina había manifestado su “preocupación” por el conflicto que se vive en Chile, que ha implicado bloqueos de carreteras que complican a la argentina Tierra del Fuego.

Por ello la administración de Cristina Fernández pidió al gobierno de Sebastián Piñera que "arbitre los medios para el restablecimiento del acceso y la salida a la isla de Tierra del Fuego".

Asimismo, exigió "el desbloqueo de todos los pasos cerrados a los automóviles, camiones y personas".

Internamente, el vicecanciller argentino Alberto D´Alotto dijo a la gobernadora de Tierra del Fuego, Fabiana Ríos, que la situación en esa provincia es de preocupación "porque está en juego el abastecimiento y el tránsito de personas".