Santiago. Fueron horas de tensión las vividas por el Gobierno durante la semana producto del paro de los camioneros y la intensión de éstos de pasar con sus máquinas por La Moneda. La que incluso generó enfrentamientos entre partidarios y detractores de los camioneros frente al palacio de gobierno.

Sin embargo, y con la tranquilidad del paso de los días, el vocero de Gobierno Marcelo Díaz valoró la actitud del Gobierno frente al problema, argumentando que siempre se buscó el diálogo para solucionar las diferencias.

“Si algo tuvo el Gobierno en esta materia fue voluntad de diálogo y eso fue antes de la movilización”, comentó el secretario de Estado en el programa Estado Nacional.

En la oportunidad, Díaz deslizó ciertas críticas a la actitud de los dueños de camiones pues “faltó cierto grado racionalidad, porque sí había ánimo de dialogar eso estuvo antes de la movilización”, aunque optó por la mesura a la hora de segundas intenciones de los movilizados.

Al ser consultado por las diferencias que se habrían vivido al interior del Gobierno con el Ministro del Interior Jorge Burgos, por su actuación en el conflicto y su determinación de dejar ingresar a los camiones a la Alameda, Díaz no negó las diferencias, pero optó por la mesura.

“Siempre vamos a tener distintas perspectivas pero el Gobierno tiene autoridades que tienen que tomar decisiones”, finalizó.