"Primera vez que escucho lo que usted me señala", respondió sorprendido el ministro de Defensa, Andrés Allamand, al ser consultado por los documentos que demostrarían nuevos casos de espionaje por parte de las policías secretas de Augusto Pinochet, en dictadura.

Luego, acto seguido, el secretario de Estado aseguró que "sin duda que mañana (viernes) mismo voy a hacer todas las indagaciones respecto a la eventual existencia de estos archivos. Y si esos archivos existen, obviamente que los voy a entregar a los tribunales de justicia o a los organismos correspondientes".

La polémica comenzó cuando la agencia informativa alemana DPA dio a conocer que la DINA y después la CNI lideraron una red de espionaje contra el Vaticano, la FBI, las dictaduras latinoamericanas y la prensa mundial durante el régimen militar.

Incluso, la investigación apunta a la participación directa del en ese entonces subsecretario del Interior (entre 1984 y 1988) y hoy jefe de bancada de Renovación Nacional, Alberto Cardemil, quien de inmediato negó la información.

"Si existe algún antecedente como el que usted señala, lo que corresponde es que hagan una presentación formal para indagar si están en algún lugar", finalizó Allamand, quien se refirió al tema en el lanzamiento del libro del "De Allende a Bachelet", del senador Camilo Escalona (PS).

* Vea además en Nación.cl: Perú: prorrogado estado de emergencia en Cajamarca por conflicto minero