Juan Carlos Pinzón tildó de "cobardes" a los jefes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y denunció que mientras la guerrilla lanza discursos políticos en el exterior sobre el futuro de Colombia, "en el país sigue reclutando niños".

"Cobarde es el que huye y manda a unos jovencitos de carne de cañón para no enfrentar sus responsabilidades", denunció el funcionario durante la presentación de un informe sobre el reclutamiento de menores.

El mismo detalla que en los últimos dos años las FARC reclutaron más de 1.200 niños y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) otros 130.

Pinzón insistió en que los jefes de estos grupos son "unos cobardes", ya que "para alcanzar sus objetivos utilizan a personas débiles y vulnerables" y reclamó a Naciones Unidas que haga de los casos que ocurren en Colombia una situación de interés mundial, de acuerdo con la información de la emisora colombiana Caracol Radio que reproduce Europa Press.

El texto, que fue adelantado a los medios el pasado miércoles, indica que los departamentos de Putumayo, Antioquia, Huila, Nariño y Meta son las regiones donde más se produce esta violación a los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Asimismo, destaca que la guerrilla habría incrementado el reclutamiento como respuesta a las desmovilizaciones.

De hecho, el informe maneja un registro histórico de 3.870 niños y adolescentes rescatados de las filas de las FARC, el ELN y otros grupos disidentes entre enero del 2002 y marzo del 2013, el 30% de los cuales son niñas y/o mujeres adolescentes que "abandonaron la subversión tras sufrir violaciones, trabajos forzados, abortos, agresión física y psicológica".