Uno de retos que enfrentan en educación los países de América Latina y el Caribe es revalorar la carrera del docente porque un país es bueno si también lo son sus maestros, sostuvo hoy el ministro de Educación, Jaime Saavedra Chanduví.

Al inaugurar la Reunión Regional Ministerial “Educación para todos en América Latina y el Caribe: Balance y desafíos post 2015”, en la que se definirá la nueva agenda educativa para los próximos 15 años, el ministro resaltó que los profesores son el eje fundamental para lograr mejoras en el sistema educativo.

"Los maestros tienen en sus manos el destino de los niños y jóvenes. Nada de lo que hagamos en términos de infraestructura en los colegios tendrá impacto si no se trabaja con los maestros y directores. Ellos son fundamentales para el cambio en la educacion", aseveró.

Por eso, dijo el ministro, tenemos el reto de asegurar a los profesores el desarrollo personal y profesional que se merecen, capacitarlos a lo largo de su carrera, darles incentivos para atraer a los mejores. "Ese es un reto fundamental para la región, darle el valor social a la carrera docente".

Saavedra Chanduví consideró que todo docente tiene la difícil tarea de pararse delante de los estudiantes y captar su atención por lo menos durante una hora. "Yo le digo a mis amigos no docentes que es difícil porque si ellos no pueden con sus propios hijos, qué será captar la atención de 35 adolescentes".

Reconoció que muchas veces, como Estado, no se brinda el apoyo suficiente a los docentes, a quienes también llamó "héroes", como en el caso de las escuelas multigrado, donde un solo docente enseña a la vez a alumnos de diversos grados.

En otro momento de su discurso, se refirió a otros desafíos en educación, como son seguir trabajando por erradicar el analfabetismo, asegurar la educación inicial, mejorar sustancialmente la calidad de los aprendizajes en primaria y secundaria y faciltar el acceso a la educación de los adultos. Igualmente, mejorar la gestión educativa y la infraestructura.

Reiteró el compromiso del gobierno de incrementar el Producto Bruto Interno (PBI) para la educación y dijo que otro de los desafíos es no pensar en que las escuelas deben ser buenas, sino excelentes; y que es necesario hacer que los niños sean agentes de cambio.

"Para el país, este evento (la reunión ministerial) es una oportunidad para compartir las oportunidades que tenemos de mejorar, de tomar la experiencia internacional, y de ver qué opciones tenemos para mejorar", añadió al recordar que los ministros firmarán una declaración conjunta.

Esta reunión, a realizarse hasta mañana viernes 31, cuenta con la presencia de ministros, viceministros y altos delegados de 40 países de América Latina y el Caribe, agencias de Naciones Unidas y sociedad civil.