Tras la reunión que el canciller argentino, Héctor Timerman, mantuvo con su par uruguayo, Luis Almagro y con el presidente José Mujica el clima entre ambos gobiernos es más distendido.

"Muy buena recepción en Uruguay de la propuesta. Estamos en la recta final", escribió Timerman a sus seguidores en la red social Twitter en la noche de ayer tras el encuentro.

Según publica el diario argentino La Nación Argentina presentó una propuesta que incluye el monitoreo dentro de la planta y acepta que los controles sean a lo largo de todo el río.

Por su parte los piqueteros de Gualeguaychú pidieron al gobernador Sergio Urribari que solicite al gobierno central que retire la querella que interpuso contra los integrantes de la Asamblea Ambiental.

Según informa la radio entrerriana Máxima Online, en el marco de un encuentro mantenido en la Municipalidad de Gualeguaychú, una delegación de asambleístas le planteó el tema al gobernador, quien se comprometió a llevar ese tema a la reunión que juntos mantendrán la próxima semana con el canciller argentino, Héctor Timerman.

El asambleísta Martín Alazard dijo sobre la querella que Urribarri “asumió el compromiso de llevar el tema a la reunión con Timerman”.

El nueve de junio de este año, el gobierno argentino se presentó como querellante por el corte que los ambientalistas mantenían sobre la ruta internacional 136, y si bien la medida ingresó en una tregua por sesenta días hasta el 19 de agosto, la querella se mantiene en el Juzgado Federal de Concepción del Uruguay.