Santiago. El ministro del Interior chileno, Rodrigo Hinzpeter, afirmó que en el país se observa un “incipiente y criollo terrorismo” que “tenemos que controlarlo ahora".

Al referirse a una serie de detonaciones de artefactos explosivos registrados durante los últimos años y a la detención de un paquistaní acusado de ingresar a la embajada de Estados Unidos en Santiago con restos de elementos explosivos, afirmó que "si estos problemas no se toman en serio, crecen en una dimensión que después cuesta resolverlos. El tema de este incipiente terrorismo, para llamarlo con todas sus letras, porque el que pone bombas con objeto de alarmar a la ciudadanía es la prototípica figura del terrorista".

En entrevista con ADN Radio enfatizó que "este incipiente y criollo terrorismo nosotros tenemos que controlarlo ahora, que está chico, que afortunadamente todavía no hay ninguna persona que tengamos que lamentar una pérdida de vida y no cuando ya sea una cuestión más organizada, con más recursos y mayor implicación en la sociedad".

Consultado sobre el caso de Mohammed Saif Ur Rehman Khan, descartó una persecución y puntualizó respecto a la posible inocencia del joven extranjero que “primero, ni siquiera él y su defensa discuten que existía ese tetril y ese TNT (en sus ropas), de modo tal que ese es un hecho acreditado. Segundo, él no ha sido capaz durante todo este tiempo, ni ha tenido la voluntad, a mi juicio, de dar una explicación aunque sea hipotética de cómo pudo haber llegado el explosivo a sus ropas".

Además, señaló que en el computador de Saif Ur Rehman Khan “aparecieron fotos en las que él aparece recibiendo una suerte de instrucción militar en algún lugar de geografía similar a lo que podría ser Pakistán”

Asimismo, dijo que “hay llamados telefónicos, que según la información que yo tengo, conectan su teléfono con personas que pertenecieron al grupo Lautaro, que también estuvo participando en procesos de bombas".