Los temas de seguridad pública estuvieron en el centro de la cuenta pública que este martes entregó el ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter en La Moneda, donde destacó la alta demanda que hubo este año de carabineros en las calles debido al gran número de manifestaciones.

“El problema no está en manifestarse, sino cuando hay vandalismo o comportamiento antisocial. Ahí está el problema. Y cuando uno, como autoridad política quiere reaccionar, se encuentra que tenemos un Estado que no tiene las herramientas apropiadas para reaccionar frente a eventos de desorden público”, indicó.

En ese contexto, destacó el proyecto que está en trámite en la Cámara de Diputados y que penaliza las tomas y saqueos, señalando que “establece una regulación moderna en materia de orden público”.

Hinzpeter dijo que la seguridad es esencial en el programa de gobierno. “El orden público es para nosotros fundamental, sin orden público no hay posibilidad de convivencia civilizada, sin orden público es el terror el que se apodera de nuestras calles”, enfatizó.

En la oportunidad, destacó como avances en materia de seguridad varios programas que han sido implementados durante el mandato de Sebastián Piñera, como el Sistema Táctico de Análisis del Delito (STAD) que está operativo en la Región Metropolitana y que a fines de 2012 debiera estar en todo el país.
Asimismo destacó el Centro de Análisis Estratégico del Delito, el Plan Frontera Norte, el programa Estadio Seguro, las modificaciones que se impulsan a la ley de violencia en los estadios y el programa de recuperación de barrios críticos.

En cuanto a orden público, destacó el trabajo para combatir el robo de vehículos y cajeros automáticos, así como el sistema de bloqueo de celulares robados para desincentivar ese delito, el programa Barrio en Paz y el Fondo Nacional de Seguridad Pública, al que pueden postular organismos que quieran implementar medidas de seguridad.

En este mismo ítem, subrayó los resultados del plan Denuncia Seguro, que permite hacer denuncias anónimas y que, según dijo Hinzpeter, ha posibilitado más de 350 detenciones, así como la incautación de más de 220 mil dosis de droga.

Mencionó también en esta cuenta el aumento del Plan Cuadrante, señalando que a fines de 2012 el 85% de la población estará bajo su alero. Además relevó la importancia de haber aprobado este año una mayor dotación para las policías.

El ministro aprovechó la instancia para felicitar la labor de la ONEMI, planteando como logros la instalación de nuevas estaciones sismológicas y la implementación de simulacros de terremotos y tsunamis.

Mencionó también que en 2012 se mantendrán los recursos para el programa de exonerados políticos, manifestando que ello corresponde, pero que personas que no tiene esa condición “no pueden profitar”, subrayando que la persecución de este tema “no es una cuestión política, sino de responsabilidad”.