Lima. El ministro del Interior peruano, Daniel Urresti, un general del Ejército en retiro, reafirmó este jueves que no va a renunciar a su cargo por la investigación que se le sigue por el presunto asesinato del periodista Hugo Bustíos en 1988.

"Yo no pienso renunciar. Tengo el derecho de la presunción de inocencia y apelo a este derecho, pero en el fondo soy inocente. Cómo puede ser justo que (se me vincule a) un caso que ya está cerrado, juzgado, con sentenciados cumpliendo cárcel. Duramente más de 20 años jamás he aparecido yo en ese juicio ni como testigo", afirmó Urresti a RPP Noticias.

El titular del Interior, que asumió el cargo hace una semana, fue jefe de la Sección de Inteligencia S-2 en la región sureña de Ayacucho y es investigado desde el año pasado como presunto autor mediato del asesinato de Bustíos, ocurrido el 24 de noviembre de 1988.

Bustíos era reportero de la revista Caretas e investigaba un asesinato atribuido al grupo terrorista Sendero Luminoso en Ayacucho, cuando acudió a la base militar para pedir autorización y poder desplazarse por la zona.

La justicia peruana condenó a dos militares como autores materiales del asesinato, pero uno de los sentenciados, Amador Vidal, que recibió 15 años de prisión, señaló recientemente a Urresti como presunto autor mediato.

"El presidente me pidió toda la documentación, lo hizo chequear por los abogados, sus asesores, y después de eso recién me llamó. Me dijo: 'Ya lo han visto y esto no tiene ningún asidero, necesito que te hagas cargo de esta cartera'. Me sentí muy bien porque pienso que lo puedo hacer", precisó.

Urresti rechazó el testimonio de Vidal, a quien calificó de "delincuente", y señaló que tiene problemas psiquiátricos y de conducta.

"Para mí o está totalmente chiflado o es un irresponsable total. Él para buscar que revisen su caso me echa la culpa a mí. A ver, ¿a quien le echo la culpa? Los otros tres capitanes son de su promoción y en el Ejército hay códigos muy claros, entonces a Urresti, que encima es S2, de inteligencia, y en este momento toda la gente piensa que el de inteligencia mata a la gente", aseguró.

Para el ministro, Vidal lo ha inculpado por una venganza personal debido a que cuando trabajaba en contrainteligencia del Ejército lo denunció por una serie de irregularidades.

"Así que presenté un informe al comandante de la unidad. El jefe de la unidad, que es el otro sentenciado, lo califica de una manera desastrosa, con lo cual le pondría fin a su carrera... Este señor lo primero que hace es jurármela porque yo había presentado el informe denunciándolo", explicó.

El ministro señaló que debido a las investigaciones en su contra ha acumulado pruebas para demostrar su inocencia y presentarlas ante la justicia.

Urresti también detalló que antes de asumir su puesto como ministro le contó sobre caso al presidente Ollanta Humala, quien le dio su voto de confianza.

"El presidente me pidió toda la documentación, lo hizo chequear por los abogados, sus asesores, y después de eso recién me llamó. Me dijo: 'Ya lo han visto y esto no tiene ningún asidero, necesito que te hagas cargo de esta cartera'. Me sentí muy bien porque pienso que lo puedo hacer", precisó.

La polémica que desató este caso provocó que la familia del periodista asesinado pida la renuncia de Urresti, al igual que diversos congresistas de la oposición.