El ministro del Ambiente, Manuel Pulgar-Vidal, señaló que el proyecto de ley para la inversión en zonas excluidas del país, aprobado ayer en el Congreso, fortalece el Servicio Nacional de Certificación Ambiental (Senace) como autoridad, sin flexibilizar las normas ni los plazos ambientales.

Descartó, en ese sentido, que la norma aprobada en la Comisión de Pueblos Andinos Amazónicos y Afroperuanos del Congreso debilite los plazos para la aprobación de estudios ambientales ni la disminución de derechos.

"Es una norma importantísima que responde a lo que el sector ambiente ha venido exigiendo y demandando a lo largo de la historia, porque primero fortalece al Senace, el organismo adscrito al sector Ambiente, que será ahora la encargada de aprobar los estudios de impacto ambiental", apuntó.

Se le amplía , además, la capacidad para aprobar los estudios de impacto ambiental detallados y los semidetallados, es decir, lo que representan riesgo mediano.

Otro de los aspectos que destacó del proyecto de ley es que crea una ventanilla única en el Senace para la aprobación de los estudios ambientales e integra en la denominada certificación ambiental global 12 autorizaciones o títulos habilitantes que estaban en otros sectores.

"Con ello hacemos que esta autoridades del sector tome la decisión y eso es bueno para el sector Ambiente", aseveró.

Permitirá, asimismo, que pueda revisar el simultáneo los estudios requeridos para los proyectos de inversión
y no en forma consecutiva como se realizaba actualmente, lo que no significa la flexibilización de los plazos para la aprobación de esto estudios.

"Algunos han dado en llamar el cuarto paquetazo ambiental, si quieren llamarlo paquetazo en sentido positivo bien, porque es realmente una buena la norma", precisó.