Santiago/Valparaíso. Un inusual altercado tuvieron la noche del miércoles un ministro y un diputado en el Congreso chileno, durante una acalorada discusión sobre las reasignaciones presupuestarias  para enfrentar la reconstrucción del país.

El enfrentamiento verbal fue protagonizado entre el titular del Interior, Rodrigo Hinzpeter, y el diputado socialista Fidel Espinoza, aunque otros legisladores también intervinieron con duras acusaciones y descalificaciones.

Si bien los enfrentamientos verbales entre parlamentarios de distintos sectores son habituales en el Congreso local –porque además gozan de un fuero por las opiniones emitidas en el hemiciclo-, no es frecuente que en estos incidentes intervengan ministros de Estados.

Los incidentes se originaron cuando el diputado René Manuel García, del oficialista Renovación Nacional (RN), aseguró que en la centroizquierdista  Concertación, la antigua coalición de gobierno, había muchos “sinvergüenzas (ladrones)” y “colas (homosexuales)”.

"Los sinvergüenzas siempre van a alegar así como eres tú. Sinvergüenza y cola, además", afirmó García, en medio la acalorada discusión.

Su intervención fue replicada por Espinoza, quien solicitó al ministro de Salud, Jaime Mañialich –presente en la sesión-, practicarle una alcoholemia  al legislador de RN, similar a la que le realizó hace años al cantante local Miguel Piñera, hermano del presidente Sebastián Piñera.

En los últimos días, Mañialich ha sido cuestionado por la oposición luego de que se revelara que, cuando ejercía como director de un recinto hospitalario privado, tardó siete horas en realizarle el examen a Miguel Piñera, quien había protagonizado un accidente vehicular.

Ante estos dichos, Hinzpeter aseguró que, buscando en internet, había encontrado una información que acusaba al diputado Espinoza de "explotar a mujeres", al pagarles un sueldo de sólo $40.000. "Yo nunca usaría ese argumento en mi exposición", afirmó.

La sesión debió ser suspendida producto de los incidentes y la oposición exigió al ministro del Interior retractarse de sus dichos, porque de lo contrario presentarían acciones judiciales en su contra.

“(El ministro) tendrá que dar las explicaciones, porque en este caso ofendió a un parlamentario de una manera grotesca. Estoy estudiando las acciones legales que voy a seguir”, afirmó el diputado Espinoza.

Sin embargo, el propio Espinoza también fue acusado de haber agredido verbalmente a una diputada de la coalición oficialista de derecha en una comisión que había sesionado previamente. 

"Palabras como momia conche’tumadre no la vamos a aceptar. Ni esas palabras, ni ninguna descalificación a nuestras mujeres”, dijo la diputada Marta Isasi.