México. Una misión de la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore) realizó esta semana en la capital mexicana una ronda de reuniones con autoridades electorales de este país para coordinar las tareas de seguimiento a las elecciones intermedias de México del próximo 7 de junio.

Los representantes de la Uniore, provenientes de organismos electorales de Panamá, Honduras, Colombia y Perú, dijeron este miércoles en una rueda de prensa sentirse satisfechos por la explicación que recibieron por parte del Instituto Nacional Electoral (INE) de México, respecto a las acciones puestas en marcha para garantizar el éxito de los próximos comicios.

El director del Centro de Asesoría y Promoción Electoral (CAPEL), Salvador Romero, explicó que esta primera visita tuvo la intención de tener una perspectiva de las reformas y el grado de avance de los preparativos para la jornada electoral del próximo 7 de junio.

Reconoció que México, pese a su complejidad política y social, "tiene una de las arquitecturas electorales más grandes no sólo de América Latina sino del mundo", y actualmente, dijo que "la más respetada".

El próximo 7 de junio acudirán más de 83 millones de mexicanos a las urnas y será la primera votación que organizará el INE, órgano que sucedió al Instituto Federal Electoral después de una reforma político-electoral promulgada en enero de 2014.

El presidente del Tribunal Supremo Electoral de Honduras, David Matamoros, dijo que si bien durante esta, su primera visita a México, no tuvieron la oportunidad de realizar algún recorrido por los estados con posibles focos rojos para celebrar dichos comicios, "aunque vemos la preocupación de las autoridades electorales mexicanas por dicha situación también, hemos comprobado de cómo trabajan para garantizar el proceso".

"Nos han hecho ver que lo están obviando y hemos visto con mucha satisfacción que no solo trabajan sobre el tema de la seguridad del proceso, sino que también la seguridad ciudadana y los derechos de los ciudadanos para que participan en el proceso", abundó.

Durante un encuentro con la prensa realizada en las instalaciones del INE, los integrantes de la Uniore coincidieron en que estas elecciones mexicanas se realizarán con transparencia y de manera democrática.

Ese grupo se suma a otra delegación de la Organización de Estados Americanos (OEA), que también prevé dar el seguimiento del proceso electoral mexicano al igual que otros organismos internacionales, adelantó en esta misma rueda de prensa el coordinador de asuntos internacionales del INE, Manuel Carrillo.

De acuerdo con el funcionario electoral mexicano, la misión de la OEA, estará llegando a territorio mexicano el próximo 23 de abril y realizará un recorrido por algunos estados del país.

"Nuestra legislación establece que distintos organismos internacionales vengan a ver todo el proceso de los comicios, en sus diversas etapas, y hasta el momento en el que se efectúen", detalló al comentar que también asistirán como observadores otras figuras internacionales como la líder indígena guatemalteca y Premio Nobel de la Paz 1992, Rigoberta Menchú.

"En el caso de Rigoberta Menchú vendrá de parte de organizaciones civiles para promover el voto y bajo el lema 'voto por la paz'", puntualizó.

Para estos comicios intermedios, considerados los más grandes de la historia de México, se elegirán a casi 2.000 cargos, entre ellos a 500 diputados federales (300 de mayoría relativa y 200 de representación proporcional).

En tanto que en 17 estados se celebrarán elecciones concurrentes, en nueve de ellos para renovar la gubernatura, además de que se elegirán 641 diputaciones locales, así como 993 alcaldías y las 16 jefaturas delegaciones en el Distrito Federal.