El candidato presidencial republicano Mitt Romney se mantuvo este domingo a corta distancia del presidente Barack Obama en un sondeo Reuters/Ipsos, a dos puntos del demócrata por tercer día consecutivo después de ganar el debate de la semana pasada en Denver.

El sondeo en internet mostró que 47% de los posibles votantes dijo que escogerían a Obama y 45% a Romney si la elección del 6 de noviembre se realizara hoy. Eso consolida el avance del republicano, quien tenía una desventaja de seis puntos en el mismo sondeo diario antes del debate.

"El desempeño de Romney en el debate, creo, ha mejorado su porción de la votación por el momento (...) Es un cambio significativo de donde estábamos hace unas semanas", dijo Julia Clark de Ipsos.

Pero los avances de Romney gracias al debate, el primero de tres que tendrá con Obama este mes, parecen limitados.

"Yo diría que si el debate hubiese cambiado las cosas, nosotros veríamos a Romney logrando más avances", sostuvo. "El redujo la diferencia en la carrera, pero no parece estar superando a Obama", agregó.

La división entre los posibles votantes era exactamente la misma en el sondeo continuo del sábado y 46% frente a 44% este viernes.

Un 51% de los votantes registrados cree que Romney hizo un mejor trabajo en el debate, donde fue más agresivo para atacar los antecedentes económicos de la Casa Blanca. El pálido desempeño de Obama en el debate recibió la aprobación de menos de 25%.

La cantidad de votantes que Obama y Romney disputan se está reduciendo.

En el sondeo de este domingo, 8% de los votantes registrados dijo que ya había votado anticipadamente, mientras que 84% dijo que "definitivamente" ha decidido por qué candidato votar, dejando sólo a 16% que cree que podría cambiar de parecer. E incluso menos lo harán realmente, dijo Clark.

En un hecho positivo para la campaña de Obama, este viernes se conoció un sorpresivamente sólido reporte de empleo en Estados Unidos. Este sábado, la campaña anunció que reunió US$181 millones en septiembre, un récord en lo que va de la elección del 2012.

Pero Clark dijo que es poco probable que los sondeos reflejen el reporte positivo de empleos.

"Los estadounidenses no cambian su opinión de cómo están las cosas económicamente basándose en cifras de empleo", sino que se concentran en su experiencia personal, afirmó.

Esta semana, la atención de la campaña se centrará el jueves en el debate entre el vicepresidente Joe Biden y el nominado republicano Paul Ryan, un congresista de Wisconsin.

La precisión del sondeo Reuters/Ipsos se mide utilizando un intervalo de credibilidad. En este caso, el sondeo tiene un intervalo de credibilidad de más o menos 2,7 puntos porcentuales para los votantes registrado y 2,9 por ciento para los posibles votantes. Fue realizado entre el 3 y el 7 de octubre.

El sondeo consultó a 1.745 votantes registrados y 1.490 posibles votantes durante los cuatro días.