Milwaukee. Mitt Romney dio un gran salto este martes hacia la nominación presidencial del Partido Republicano de Estados Unidos al ganar las primarias de Wisconsin y otros dos estados, propinando una dura derrota a su principal rival, Rick Santorum.

Las victorias en Wisconsin, Maryland y Washington, DC, incrementarán los llamados de los líderes del Partido Republicano a que Santorum renuncie, con el objetivo de que Romney se preparare para una lucha difícil contra el presidente Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.

En su discurso de victoria en Milwaukee, Romney ignoró a Santorum y dio a los votantes un sentido de cómo será la campaña para las elecciones generales, criticando fuertemente a Obama por su manejo de la economía estadounidense y los altos precios de la gasolina.

"Es suficiente para hacerlos creer que años de volar por distintas partes en el Air Force One, rodeado de un personal de verdaderos creyentes en adoración que te dicen que estás haciendo un gran trabajo, bueno, eso puede alejarte un poco de la realidad", dijo Romney.

En una clara señal de que Obama ve a Romney como su principal obstáculo para la reelección, el presidente lo identificó por su nombre y lo criticó en un discurso con un fuerte tono partidista el martes.

El trío de derrotas pone a la campaña de Santorum en serios problemas. Él está muy detrás de Romney en delegados y en recaudación de fondos.

"Creo que es hora de apagar las luces para Santorum", dijo el estratega republicano Ron Bonjean. "El puede ejecutar una campaña de barraca de feria en los próximos dos meses, pero los reflectores están brillando sobre Romney", agregó.

Santorum, un ex senador, se comprometió a seguir en la carrera al menos hasta el 24 de abril cuando vote su estado de origen, Pensilvania, donde se aferra a una ventaja en las encuestas sobre Romney.

Esa fecha se perfila como una que puede ser decisiva, con la posibilidad de que Romney gane cinco estados que celebrarán votaciones y presente un gran desafío a Santorum en Pensilvania.

Las victorias del martes ampliaron la ventaja de Romney sobre Santorum en número de delegados a un estimado de 640 contra 264, según reportó la cadena CNN. Romney tiene ahora más de la mitad de los 1.144 delegados que necesita para asegurarse la nominación en la convención republicana en agosto.