Chicago, EE.UU. Mitt Romney logró este martes una fácil victoria en la primaria del Partido Republicano estadounidense en Illinois, imponiéndose ante su principal rival Rick Santorum y dando un paso más hacia la nominación presidencial de la oposición.

El cómodo triunfo de Romney le da un nuevo impulso en la volátil campaña por llegar a la Casa Blanca y refuerza su argumento de que es hora de que los republicanos se unan en torno a su campaña y pongan fin a una batalla de nominación cada vez más agria.

"Las elecciones son acerca de las opciones, y hoy cientos de miles de personas en Illinois se han sumado a millones de personas en todo el país para unirse a nuestra causa", dijo Romney a simpatizantes en Schaumburg, Illinois, un suburbio de Chicago.

"Estoy ofreciendo una alternativa real y un nuevo comienzo", dijo, promoviendo su experiencia como empresario y haciendo caso omiso a sus rivales para enfocar sus críticas en el presidente Barack Obama. "Tengo la visión y la experiencia para sacarnos de este lío", declaró.

Con el 95% de los votos escrutados, Romney tenía el 47% de los sufragios y Santorum, un ex senador de Pensilvania, obtenía un 35%. El resto de los contendientes, Newt Gingrich, un ex presidente de la Cámara de Representantes, y el congresista Ron Paul iban muy a la zaga, con Gingrich en el cuarto lugar.

Romney tiene más del doble de delegados que Santorum para la convención republicana que escogerá a su nominado presidencial, y su comando de campaña ha sostenido que sus rivales no pueden alcanzarlo en la carrera para elegir el rival del presidente demócrata Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.

Santorum y Gingrich esperan evitar que Romney logre una mayoría de delegados antes de que concluyan las carreras por la nominación en junio, lo que dejaría la decisión en manos de la mayoría de delegados conservadores del partido antes de la convención republicana de agosto en Tampa, Florida.