Bogotá. Con la intención de seducir a los indecisos, los candidatos presidenciales de Colombia protagonizaron la noche del jueves el último debate de cara a las elecciones de este domingo, consideradas las más reñidas desde hace una década.

En el foro, los aspirantes presidenciales discutieron sobre la "bomba pensional", "falsos positivos", reforma tributaria, "guerra sucia", secuestrados y delincuencia infantil, entre otros temas, según consigna RCN, que organizó el foro.

En la oportunidad, el candidato oficialista Juan Manuel Santos, ex ministro de Defensa, volvió a atacar la reforma tributaria impulsada por su principal rival, el postulante del partido Verde y ex alcalde de Bogotá, Antanas Mockus.

Según Santos, la propuesta de Mockus de elevar los impuestos impediría el crecimiento económico, a lo que el candidato verde aseguró que el objetivo es obtener recursos que permitan financiar las políticas públicas.

"Quiero ver que firme una piedra de cemento que no subirá los impuestos”, desafío Mockus.

Según la última encuesta Invamer Gallup, Santos tiene una intención de voto de 37,5% y que le da un empate técnico con Mockus, que obtuvo 35,4%. De cumplirse los pronósticos, sería necesaria una segunda vuelta el 20 de junio, en la que sondeos pronostican un triunfo de Mockus.

 En el foro, Gustavo Petro, del Polo Democrático, advirtió que la gobernabilidad se da cuando se separe la corrupción del gobierno, mientras que Germán Vargas Lleras, candidato de Cambio Radical, apuntó a encontrar a los responsables de los falsos positivos.

En tanto, el aspirante liberal, Rafael Pardo, dijo que un tema central de su mandato será la liberación de los secuestrados que están en manos de las FARC, mientras que la conservadora Noemí Sanín aseguró que enfatizará la lucha contra la corrupción.