El presidente Evo Morales denunció el martes que Chile envió personas con título de periodistas, para buscar "debilitar y desgastar" su Gobierno, mediante una estrategia de inteligencia.

En un acto en el que entregó una unidad educativa en el municipio de Tomina, en Chuquisaca, el Jefe de Estado reveló que esa información fue descubierta por Inteligencia del Estado.

"Aprovecho esta oportunidad para denunciar que los chilenos mandaron (personas), con título de periodistas, a La Paz a hacernos inteligencia y buscar cómo pueden debilitar a Evo", aseguró.

Dijo que el objetivo de esos supuestos periodistas también fue buscar el "desgaste" del Gobierno y el "fracaso de la economía" pujante de Bolivia, acciones que, a su juicio, son similares a las que ejecutaron contra el Gobierno de Andrés de Santa Cruz y Calahumana (1829-1839).

"Con Andrés (Santa Cruz y) Calahumana el Gobierno estaba bien y las oligarquías chilenas apoyadas por transnacionales golpearon y acabaron con su gestión y desde ahí Bolivia desde esa vez nunca se levantó económicamente", afirmó.

Morales reveló esa información en medio de un ambiente de tensión con Chile, tras su anunció de demandar a ese país transandino por el uso ilegal de las aguas del manantial Silala y revelar la instalación de bases militares cerca de la frontera.

Bolivia, actualmente, sigue un proceso contra Chile en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, en búsqueda de un acceso soberano a las costas del Pacifico.