"Los indígenas son influenciados por las ONG (Organizaciones No Gubernamentales), europeas especialmente, para ver cómo sacan plata del Tesoro, del Gobierno nacional, de Yacimientos o de la empresa petrolera (privada). (En algunos casos) piden US$20 millones”, dijo y recordó que en el pasado los indígenas se opusieron a la realización de planes como la exploración y explotación de hidrocarburos y la construcción de termoeléctricas.

El 23 de junio del 2010, el Jefe de Estado acusó a “algunos sectores” de los indígenas mosetenes de oponerse a la exploración de hidrocarburos en el norte de La Paz con el único objetivo de chantajear posteriormente a la empresa petrolera encargada de realizar estas tareas.

Este miércoles, el presidente Morales reiteró que la carretera hacia el Beni será construida y para ello se consultará a los indígenas.

Empero, indicó que esta consulta será para buscar alternativas a un posible daño del medio ambiente.

“Que nos digan cómo poder evitar contaminación o destrozos, no es para que los dirigentes indígenas, influidos mediante las ONG, nos pidan plata, o pidan plata a las empresas socias”, insistió.

También lamentó que las fuerzas sociales de Cochabamba y del Beni no coadyuven y no persuadan a los indígenas “que están siendo confundidos, que no rechacen rotundamente a las ONG, enemigos de la integración, de la economía nacional, de los pueblos indígenas que no tienen luz. No sólo es el tema del camino, sino de hidroeléctricas y petróleo”, aseveró.

Para el Mandatario, son las ONG las que tratan de evitar la construcción de la segunda fase de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos bajo el argumento del cuidado del medio ambiente.

“Algunos (indígenas) quieren que el camino pase por sus comunidades, pero lamentablemente hay algunas ONG, algunas fundaciones que so pretexto de conservar el medio ambiente quieren perjudicar”, explicó el Jefe de Estado y argumentó que algunos sectores buscan otros intereses, porque “es negocio para ellos, viven de ello, a ellos no les interesa el camino por el camino”.

Actualmente, la Gobernación de Cochabamba y los municipios de Villa Tunari, Eterazama, Isinuta, entre otros, socializan el proyecto carretero con las comunidades indígenas del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).

Critican a las ONG por su posición. Las ONG lo que buscan en el fondo es que las naciones en desarrollo se conviertan en “simples guardabosques”, dijo en reiteradas ocasiones el vicepresidente Álvaro García.