Madrid. El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó a Estados Unidos de conspirar contra su gobierno en 2008 e involucró en su denuncia al Partido Popular español.

Así lo afirmó en un desayuno informativo organizado por Europa Press en Madrid, donde el mandatario se encuentra participando en la VI Cumbre Unión Europea- América Latina y el Caribe, informó Prensa Latina.

En la oportunidad enfatizó que después de imponerse por 67% de respaldo en un referendo revocatorio en agosto de 2008, la oposición intentó realizar un golpe de Estado cívico. Y acusó como instigador al entonces embajador estadounidense, Philip Goldberg, a quien finalmente expulsó en noviembre de ese año.

Al respecto, Morales sostuvo que "el primer conspirador era el embajador de Estados Unidos" en La Paz, informó TeleSur.

Asimismo, explicó que a través de la prensa se informó que el opositor Partido Popular español apoyó el intento en su contra. "Yo solamente he leído en informes de prensa que es el PP mediante una fundación", aclaró el Jefe de Estado sin dar mayores detalles.

E ironizó la situación diciendo: "¿por qué no hay un golpe de Estado en Estados Unidos? Porque no hay embajador de Estados Unidos".

Reacción del PP. Sus declaraciones no cayeron bien en el Partido Popular español, que instó al gobierno del país a responder a las palabras de Evo Morales, informó El Universal.

El secretario de Relaciones Internacionales del PP y coordinador de Presidencia, Jorge Moragas, sostuvo que las palabras de Morales son "absolutamente falsas y ligeras" y una "ofensa inaceptable para España y para millones de españoles".