El presidente Evo Morales acusó este jueves al periodista Fernando del Rincón y a la cadena internacional CNN, donde trabaja, de "conspiración" y de haber cometido al menos cuatro delitos en Bolivia al entrevistar, el 5 de mayo, a un menor que fue presentado como su hijo en el marco de un plan para desestabilizar su Gobierno.

Dijo que la cadena internacional y el periodista vulneraron los artículos 131, 132, 171 y 23 del Código Penal, referidos a la apología pública de un delito, asociación delictuosa, encubrimiento y complicidad. “Quiero denunciar la complicidad de CNN en una conspiración política en Bolivia usando a un niño”, afirmó.

Consideró que los actores locales de este plan conspirativo fueron, además de los implicados directos en el caso de Gabriela Zapata, su expareja acusada por tráfico de influencias, el jefe de la opositora Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, el analista político Iván Arias y el comunicador Carlos Valverde, quien el 3 de febrero reveló su relación con Zapata y ahora se refugió en Argentina.

[[wysiwyg_imageupload:7092:]]

Morales explicó que del Rincón estuvo en el país entre el miércoles 4 y el viernes 6 de mayo y que el jueves 5 realizó una entrevista a un menor de 5 años a quien se hizo pasar como el hijo fallecido que tuvo con Zapata en 2007. En ese entonces su ex pareja aseguraba que el niño estaba vivo.

El Ministerio de Gobierno publicó posteriormente en su cuenta en Twitter una imagen del momento en que el niño ingresa al ascensor del hotel donde se realizó la entrevista, en la que se lo ve utilizando un antifaz negro y acompañado de quien sería su verdadero padre.