La Paz. El presidente Evo Morales aseguró el domingo que "con la verdad y por la justicia" Bolivia está más cerca del mar, gracias al trabajo que realiza el equipo jurídico de la demanda marítima boliviana, instaurada contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, por una salida soberana al mar.

"Sobre el mar, sólo puedo decirles que con la verdad, por la justicia, estamos muy cerca gracias a un trabajo conjunto de hombres y mujeres de Bolivia, apoyados con una comisión de expertos internacionales, en una demanda ante La Haya", dijo en el marco de la celebración del 190 aniversario de la Armada boliviana, que se celebró en la ciudad de La Paz.

Bolivia y Chile vienen de acordar una segunda fase de alegatos orales en el jucio internacional fundado en 2013 y que podría extenderse hasta 2018. En septiembre de 2015, por decisión de 14 de sus 16 magistrados, la CIJ ratificó su competencia para tratar el reclamo marítimo boliviano luego que el gobierno chileno impugnara sus capacidades para considerar un asunto que considera cerrado con el Tratado de 1904 que dejó mediterráneo a su vecino andino amazónico, tras la denominada guerra del Pacífico sur que involucró a Perú a finales del siglo XIX.

Además de potenciar la posibilidad de fluir su carga ultramarina (3.000 millones de dólares y 2,5 millones de toneladas) por el puerto peruano de Ilo, valorado en la Declaración de Sucre que Morales y su homólogo peruano Pedro Pablo Kuczynski firmaron el viernes, La Paz estudia propulsar la Hidrovía Paraná Paraguay, por donde la industria agropecuaria boliviana  exporta hace más de un década 2 millones de toneladas de soja.

En ese sentido Morales anunció, sin mencionar fecha ni lugar, una conferencia con el presidente de Paraguay,       

En 1825, Bolivia nació a la vida independiente con una costa de  400 km lineales sobre el océano Pacífico. En 1879, Chile invadió y ocupó por la fuerza el territorio del departamento de Litoral.

Desde entonces Bolivia carece de un acceso soberano al mar.

En 2013, Bolivia sentó a Chile en los esttados de la CIJ en La Haya, en busca de un "diálogo sincero" para resolver la demanda marítima boliviana.

Morales aclaró que además de la demanda marítima, Bolivia trabaja con otros países, en la forma de contrarrestar la negativa de Chile de concederle un paso libre, por sus puertos, al comercio ultramarino boliviano.

"Al margen de esta demanda, hay trabajos complementarios con distintos países, para poder avanzar esa línea de trabajo", agregó.

Explicó que Bolivia trabaja fundamentalmente en el fortalecimiento y la integración regional comercial.

"Si no hacemos algo a las políticas económicas de Chile, que hacen mucho daño a Bolivia, con seguridad la clase política conservadora de Chile jamás entenderá la integración de los pueblos de Sudamérica", sostuvo.

Entre jueves y viernes, Bolivia y Perú suscribieron más de una docena de acuerdos bilaterales, entre los figura la construcción del Tren Bioceánico, que uniría Brasil, Bolivia y Perú, es decir los oceános Atlántico y Pacífico.