Tras la visita del Papa Francisco, el presidente boliviano insistió en el apoyo del Vaticano para lograr una mediación para que Chile otorgue salida al mar soberana a su país. “Los católicos del mundo están con Bolivia, para que Bolivia vuelva al Pacífico con soberanía”, afirmó Evo Morales.

Y agregó que el pontífice dijo que estaría dispuesto a mediar entre Bolivia y Chile. “Hermanos y hermanas, todos debemos hacer campaña por el mar para Bolivia”, instó a sus compatriotas.
Estas declaraciones surgen luego que el Papa afirmará que es justo que Bolivia reclame por la salida al mar.

Esos dichos fueron interpretados como un triunfo en tierras altiplánicas, ya que de esa forma se habría instalado la mediación como una salida alternativa para el país vecino de no prosperar su estrategia en la Corte Internacional de Justicia.

El vocero de la demanda boliviana ante la Corte Internacional de Justicia, Carlos Meza, en conversación con CNN Chile, dijo que las palabras de la máxima autoridad eclesiástica están en sintonía con el planteamiento de su país en La Haya.

“Encuentro una coincidencia entre las palabras del Papa y el contenido esencial filosófico de la demanda jurídica de Bolivia ante la Corte Internacional”, recalcó.

El vocero de la demanda boliviana ante la Corte Internacional de Justicia, Carlos Meza, en conversación con CNN Chile, dijo que las palabras de la máxima autoridad eclesiástica están en sintonía con el planteamiento de su país en La Haya.

Y añadió que “Bolivia ha conseguido la adhesión y solidaridad de varios países de América Latina y en este caso, la solidaridad de una figura del más alto rango mundial, una de las 10 figuras más importante del mundo”.

Reacciones en Chile. También hubo reacciones en Chile, frente a la interpretación que Bolivia dio a las declaraciones del pontífice.
Desde la Iglesia Católica, el cardenal Ricardo Ezzati calificó las palabras del presidente de Bolivia como “destempladas” y las de Papa como “honorables y dignas de un líder espiritual, más que de un político”.

Ezzati dijo que la mediación es posible, sólo si ambos estados lo solicitan, calificando el ofrecimiento del líder de los católicos como justo.

“Las declaraciones del Santo Padre me parecen muy justas, muy honestas, muy adecuadas a lo que es un pastor y no un político. El mismo dijo que como jefe de Estado no podía pronunciarse en esa materia”, indicó el prelado nacional.

A su vez señaló que “llamar a una búsqueda de consenso, creo que es siempre una tarea muy noble, muy justa”.

El cardenal sostuvo que “lo que ha dicho el Papa es que los países cercanos están llamados a construirse en el diálogo, no levantando muros, sino derribándolos”.

También desde el mundo evangélico se pronunciarán al respecto, en voz del pastor Emiliano Soto, quien trató el actuar de Evo Morales como dañino para Chile y Bolivia.

“Si el Papa se expresó de esa manera está bien. Lo que sí hay es una actitud notoria, evidentemente beligerante del presidente Evo Morales, que no le hace bien a Bolivia, ni tampoco a nosotros”, sentenció.

“Creo que Chile ha respondido de buena manera a través de su ministro de Relaciones Exteriores”, dijo.

Cabe mencionar que este miércoles, Evo Morales efectuará una visita oficial a Argentina, en la que seguramente buscará el apoyo de ese Gobierno a la demanda marítima boliviana.