El presidente Evo Morales planteó este viernes emprender una campaña internacional a favor del Silala, similar a la organizada para la demanda marítima contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), a partir de la visita de dirigentes sindicales organizada para este sábado al cantón Quetena Chico donde nacen las aguas manantiales.

"Nuestros dirigentes nacionales siempre tienen eventos internacionales, cumbres internacionales, y ahí, conociendo en tierra, defiendan, propongan para que pueda (haber) apoyo internacional como hemos tenido en el tema del mar. Ahora campaña internacional para que el mundo entero apoye el tema Silala”, declaró el Mandatario en su visita a la localidad de Cantumarca, Potosí, para la entrega de un Coliseo Zonal.

Morales anunció el pasado 23 de marzo, Día del Mar, la decisión de llevar a Chile a un tribunal internacional por el uso ilegal de las aguas manantiales ubicadas en el cantón Quetena Chico, en Potosí. Tres días después, el 26 de marzo, reveló que el caso será presentado ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) y el martes 29 realizó una inspección a la zona, donde mostró que no existe ningún río con caudal internacional como alegan las autoridades chilenas.

En Cantumarca, el Jefe de Estado pidió al gobernador Juan Carlos Cejas acompañar y dar la bienvenida a la comitiva de dirigentes de las organizaciones sociales que conforman la Coordinadora Nacional para el Cambio (Conalcam) y la Centra Obrera Boliviana (COB), por ser la primera vez que algunos dirigentes conocerán el Silala.

[[wysiwyg_imageupload:6879:]]

“Algunos dirigentes nunca habían conocido entonces hemos decidido que vaya a visitar, sería importante acompañar y dar la bienvenida a los dirigentes nacionales en el Silala, para que ellos también asuman su responsabilidad”, anticipó.

La visita al Silala fue acordada el pasado 3 de mayo en Palacio de Gobierno tras una reunión entre la Conalcam, la COB y Morales. “Es importante conocer y manifestar que las aguas del Silala son de los bolivianos”, afirmó ese día el dirigente máximo de la COB Guido Mitma.