Cochabamba. El jefe de Estado de Bolivia, Evo Morales, afirmó este sábado que apostará por el diálogo con Chile para solucionar el diferendo por las aguas del Silala y el río Lauca.

"El tema del Lauca y Silala vamos a apostar por el dialogo y felizmente en los últimos días se ha sabido que el gobierno de Chile todavía confía en el dialogo", sostuvo el presidente boliviano.

Además, el mandatario aclaró que Bolivia "jamás va a romper el diálogo con Chile", pese a la demanda internacional presentada en contra el país vecino por la demanda marítima.

El gobierno boliviano señala que las aguas manantiales del Silala -nacidas en territorio de Bolivia- abastecen hace más de 100 años a varias ciudades del norte chileno.

Mientras que en el caso del río Lauca, y según consigna ABI, Chile desvió su curso en 1962, por lo cual Bolivia rompió relaciones diplomáticas ese mismo año.