El presidente Evo Morales acusó este viernes a algunas autoridades chilenas de defender el contrabando.

El mandatario habló en un acto realizado en el regimiento Camacho Primero de Artillería de Oruro en el cual se condecoró y ascendió a los 14 soldados bolivianos que la semana pasada fueron arrestados en la localidad fronteriza de Coipasa, a unos 270 kilómetros al noreste de Iquique (norte chileno).

"Lamentamos mucho a nuestros subtenientes, sargentos, soldados detenidos. De acuerdo a información que hemos recibido en Chile saben que están movilizados en la lucha contra el contrabando y no puedo entender que algunas autoridades sean defensoras del contrabando en Chile", dijo Morales al opinar sobre el arresto de los soldados que fueron detenidos cuando circulaban armados por un paso no habilitado dentro de dos vehículos con placa chilena.

El gobierno boliviano informó de que cumplían labores contra el contrabando de motorizados.

"La agresión no es ninguna solución y no puedo entender de que algunas autoridades (de Chile), por más que sean subalternas, reconozcan la violación a los Derechos Humanos". Evo Morales.

"Una mañana histórica en Oruro, una mañana importante desde Oruro para Bolivia y desde Bolivia para los países vecinos", dijo el presidente Morales, quien en su discurso destacó la lucha contra la internación de mercadería ilegal.

El mandatario criticó además que en Chile los soldados hayan sufrido violación a sus derechos humanos y que "autoridades subalternas" chilenas hayan felicitado a los carabineros que detuvieron a los militares bolivianos.

El jueves, el subsecretario del Interior del gobierno chileno, Rodrigo Ubilla, transmitió las felicitaciones a los siete carabineros que realizaron los arrestos.

El lunes, el gobierno boliviano denunció que los soldados fueron tratados como delincuentes comunes, enmanillados y encapuchados. Hoy, Morales informó de que se denunciará el hecho ante la comunidad internacional.

"La agresión no es ninguna solución y no puedo entender de que algunas autoridades (de Chile) por más que sean subalternas reconozcan la violación a los Derechos Humanos. Dejar incomunicados a nuestros soldados, encapuchados, enmanillados, es una flagante violación a los Derechos Humanos".

El gobierno pidió explicaciones a su par de Chile sobre la captura de los 14 soldados; sin embargo, el jueves se conoció que la administración de Sebastián Piñera no dará informes.

Incidente con Argentina en 2010. Cabe recordar que en 2010, el gobierno argentino consideró "inaceptable e inadmisible" la irrupción de militares bolivianos al norte de territorio de ese país, mientras que desde la administración de Evo Morales aseguraron que sancionarían a los responsables si se comprueba la denuncia de robo en fincas ubicadas en la ciudad salteña de Orán.

Según se informó, una empresa forestal del norte de Salta denunció que unos 50 militares de Bolivia irrumpieron en sus instalaciones, robaron maquinaria y otros elementos -por un valor cercano a los US$50.000-, además de agredir a un trabajador y luego huir.

Morales no codecoró a los militares involucrados.

* Con información de La Razón de Bolivia.