Tras la reunión semanal del gabinete de ministros, que se realiza cada miércoles, el jefe de Estado promulgó la Ley de Saneamiento Legal de Vehículos, a pesar de la oposición del sector del transporte que llamó a un paro de 24 horas para este lunes.

Con la promulgación de esta ley, dijo Morales en Palacio Quemado, el gobierno está resolviendo un tema social que debe ser “apoyado por todos los sectores”, ya que estos vehículos circulaban sin placas y, en muchos casos, eran utilizados por los delincuentes para cometer sus fechorías.

Antes de tomar una decisión, el presidente indicó que recibió una explicación detallada de parte de “algunos parlamentarios” de su partido sobre las razones para aprobar esta ley.

“Pensando en eso, algunos parlamentarios nuestros me explicaron qué hacemos con esos autos blancos que sólo sirven para secuestrar, asaltar (y) violar niñas en escuelas”, argumentó y recalcó que con esta medida se “está resolviendo un tema social”.

También señaló que al contrario de las personas que tiene un mayor poder adquisitivo y pueden adquirir un vehículo cero kilómetros, la gente pobre sólo puede optar por un vehículo chuto, porque es “más barato”.

El analista económico de la Fundación Milenio, Napoleón Pacheco, estimó que con la promulgación de esta ley, el Tesoro recibirá por concepto de la nacionalización de los carros indocumentados más de US$100 millones.

“Ésa es la realidad, es nuestra vivencia”, afirmó el presidente y pidió a los transportistas que comprendan esta realidad y que “se pongan la mano al pecho”. “Todos tenemos derecho a tener nuestro auto” y “no creo que los compañeros transportistas hagan una cuestión de Estado” por este tema, manifestó el mandatario.

Vehículos beneficiados. En la exposición de motivos de la Ley de Saneamiento Legal de Vehículos se indica que 10.000 motorizados serán legalizados con esta norma. Los senadores del MAS Isaac Ávalos y Fidel Surco manifestaron que los propietarios de vehículos chutos no tributan al Estado ni al municipio.

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce, reiteró este miércoles que si se llega a nacionalizar esa cantidad de motorizados, la recaudación apenas llegaría a US$5 millones. Para los importadores legales de vehículos usados, en el país hay más de 120.000 coches indocumentados que serán nacionalizados con la nueva norma.

Además de multas y otros cargos por la nacionalización, los tributos que el propietario del vehículo debe cubrir son: Gravamen Arancelario (GA), Impuesto al Valor Agregado (IVA importaciones) y el Impuesto al Consumo Específico (ICE importaciones).

El analista económico de la Fundación Milenio, Napoleón Pacheco, estimó que con la promulgación de esta ley, el Tesoro recibirá por concepto de la nacionalización de los carros indocumentados más de US$100 millones.

Aumentará subvención a carburantes. El ministro de Hidrocarburos, José Luis Gutiérrez, dijo el 31 de mayo a La Razón que la legalización de vehículos indocumentados incrementará la subvención a los carburantes.

Se refuerza el control en frontera Chile-Bolivia. Las policías de Bolivia y Chile reforzarán la seguridad en la frontera binacional luego de que se incrementara el robo de vehículos en el país trasandino, se informó ayer oficialmente.

La agencia de noticias AFP reportó ayer desde Santiago que la Policía reforzó los controles para la salida de vehículos en su frontera con Bolivia, ante la promulgación de una ley que otorga legalidad a miles de vehículos ingresados de contrabando a ese país y que se teme incremente el traslado de vehículos robados.

El plan "está activo" y "sirve para reforzar" los controles que ya existen en la extensa frontera común, confirmó un portavoz de la Policía a un periodista de la AFP. De acuerdo con información del diario chileno El Mercurio, el plan implica un refuerzo de los controles en ciudades, carreteras y en la frontera, así como patrullajes para hacer frente a los robos.

En La Paz, el comandante de la Policía, Jorge Santiesteban, anunció que se reforzará la seguridad en todas las zonas fronterizas del país y señaló que la institución del orden no tiene ningún registró ni reporte sobre el canje de vehículos robados en Chile por droga.

“Nosotros no tenemos ninguna información”, aseguró.