La Paz, EFE. El presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo este viernes que si la Central Obrera Boliviana (COB) se ha convertido en un partido político, "habrá que tratarlo como oposición", tras cuatro días de conflicto sindical en el país para pedir la mejora de las pensiones de jubilación.

Morales compareció en rueda de prensa junto a sus ministros de Economía y de Minería, y se mostró "muy preocupado" por la situación, especialmente en la minera estatal Huanuni, que según el gobierno entrará en quiebra absoluta a final de mes tras dejar de ingresar dos millones de dólares en esta semana de huelga.

Cada día de paro de la mina supone que se dejen de ingresar US$500.000, según el Ejecutivo.

"Me desmoraliza seguir nacionalizando nuevas empresas mineras para que después los trabajadores las lleven a la quiebra o acaben destrozando puentes", lamentó el mandatario en referencia a los sucesos de esta semana.

También culpó a los dirigentes sindicales liberados de estar llevando a la quiebra a las empresas mientras "ganan más" que el presidente de Bolivia.

El ejecutivo y los dirigentes de la COB se reunieron anoche para negociar, sin éxito, y vuelven a hacerlo este viernes, si bien Morales anunció que su última propuesta es definitiva "digan lo que digan y hagan lo que hagan" los sindicatos.

Según el ministro de Minería, Mario Virreira, 227 trabajadores de la mina Huanuni tienen sueldos más altos que el de Evo Morales.

"Son radicales pero no quieren parecer oficialistas. Entonces ¿qué son? ¿Golpistas, neoliberales...? cuestionó Morales.

El ejecutivo y los dirigentes de la COB se reunieron anoche para negociar, sin éxito, y vuelven a hacerlo este viernes, si bien Morales anunció que su última propuesta es definitiva "digan lo que digan y hagan lo que hagan" los sindicatos.

Esa propuesta, según refirió el ministro de Economía, Luis Arce, recoge el aumento de la renta mínima de jubilación de 3.700 (US$517) a 4.000 bolivianos (US$559) para los mineros, y de 2.600 (US$363,3) a 3.200 bolivianos (US$447,2) para el resto de los sectores.

Este incremento reducirá la sostenibilidad del sistema de pensiones en Bolivia de 39 a 30 años, indicó Arce, quien añadió que si se acepta la exigencia de la COB de que la jubilación sea igual al cien por cien de los últimos sueldos percibidos, el sistema de pensiones sólo podría mantenerse una década.

Mientras, la COB mantiene las medidas de presión iniciadas el pasado lunes por los trabajadores de la minería y a las que paulatinamente se han ido sumando otros sectores como la sanidad pública y las universidades.

Desde esta madrugada, horas antes de que se reanudaran las conversaciones entre el Gobierno y la COB, cientos de maestros reanudaron el bloqueo de la carretera troncal que une La Paz con las regiones de Cochabamba, Oruro y Santa Cruz, según reportaron medios locales.

Decenas de mineros han sido detenidos esta semana mientras las marchas y bloqueos de carreteras se suceden en varios puntos del país, aunque sin llegar a paralizarlo.

El gobierno denunció que los mineros secuestraron a tres policías en la ciudad minera de Huanuni (Oruro) para intercambiarlos por sus compañeros arrestados, hechos que investiga la Fiscalía.

Además, entre el martes y el miércoles, cuando las protestas ganaron virulencia, las autoridades incautaron grandes cantidades de dinamita y otros explosivos.