La Paz. El presidente Evo Morales dijo este domingo que el gobierno de Estados Unidos usa la lucha antidroga como pretexto para entrenar golpistas en Perú y Colombia con la intención de desestabilizar a los gobiernos izquierdistas del continente.

Estados Unidos "va preparando permanentemente (golpes de Estado), ahora llevan a Colombia y Perú para entrenar a policías con el pretexto de la lucha contra el narcotráfico, pero quien los entrena es el Comando Sur" de las fuerzas armadas estadounidenses, dijo el mandatario boliviano, según recoge la edición online del diario El Heraldo.

Según Morales, la rebelión policial en Ecuador fue un intento de golpe de Estado contra el presidente Rafael Correa orquestado por Estados Unidos. Aseguró que de cuatros tentativas en la última década, tres abortaron y sólo una tuvo resultado, el "golpe militar en Honduras".

Las otros intentos fueron el breve golpe contra Hugo Chávez en Venezuela en 2002 y en 2008 en Bolivia, cuando hubo protestas en cuatro regiones lideradas por la oposición "derechista", acotó.

"El Departamento de Estado de Estados Unidos nos acusa de dictadores, es una conspiración profunda y permanente. No nos perdonan que hayamos cerrado bases militares. En esta década le derrotamos tres veces al imperialismo", dijo y agregó que no es casual que los intentos golpistas se den en países miembros del ALBA, bloque creado por Cuba y Venezuela, pero "no en Colombia ni en Perú que son proimperialistas y favorables al libre mercado".

Según Morales, el objetivo de esas intentonas es que Estados Unidos recupere la hegemonía política y el control sobre los recursos naturales. Dijo que el Comando Sur es el que prepara a los "golpistas" con el "pretexto de ejercicios militares conjuntos".

Desde que se enteró de esos planes, aseguró, ha prohibido a los militares de su país asistir a esas maniobras militares y está haciendo lo mismo con los policías.

"Hay que tener mucho ojo con los militares de Estados Unidos. Lo botamos al embajador (de ese país en 2008) y ya no pueden articular en Bolivia, pero dónde preparan es en los ejercicios conjuntos", acotó.

Sostuvo que esa situación le llevó a plantear a la Unión de Naciones de Sudamérica (Unasur) la creación de una "escuela sudamericana de defensa" con la misión de "defender la democracia y los recursos naturales" y con una doctrina "antiimperialista, anticapitalista y antigolpista".