Cochabamba. El presidente Evo Morales cuestionó los gastos que realizan los países desarrollados en la denominada seguridad nacional e internacional y emplazó a los gobiernos a que destinen esos dineros a defender la Tierra.

“Esos US$1.500 billones deberían ser invertidos para salvarla porque salvar la Madre Tierra es defender la vida”, dijo en el marco del segundo día de debate de la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra

Y agregó que “si dividimos US$1.500 billones al año de presupuesto en defensa y de seguridad internacional, al día se gasta término medio US$4.000 millones, es casi la deuda externa de Bolivia”, consignó la Agencia Boliviana de Información (ABI).

El mandatario, que convocó al encuentro tras el fracaso de la cumbre de Copenhaguen, ratificó que la creación de un Tribunal de Justicia Climática, la disminución al 50% de los gases de efecto invernadero y un referendo mundial para establecer mecanismos de defensa de la Tierra, son los tres pilares fundamentales para mitigar la crisis climática.

Las peticiones. En esa línea, abogó por la creación de una cumbre a nivel mundial que defienda las conclusiones de la cumbre que se realiza en su país y aseguró que cualquier declaración no puede quedarse sólo en el papel, sino que se necesita de una organización intercontinental para que defienda, ante los gobiernos y la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El mandatario incluso sugirió que podría llamarse Coordinadora Internacional o Intercontinental por la Madre Tierra y podría adoptar la sigla CIMA-Tierra, o bien denominarse Movimiento Mundial por la Madre Tierra. Precisó que la sugerencia será comunicada a los participantes de la cumbre, que reúne a 30 mil delegados de 136 países de los cinco continentes.

El mandatario emplazó también para que una nueva versión de la cumbre se realice en el continente europeo. “Siento que es importante llevarla al centro de los países desarrollados para debatir con ellos”.

Morales reiteró que “Europa, China y Estados Unidos generan el 80% de las emisiones de gases de efecto invernadero que han disparado el calentamiento global y trastocado el clima, con perjuicios evidentes en los pueblos originarios, ceñidos a usos ancestrales regidos a la naturaleza, de Latinoamérica principalmente”.

Cierre del encuentro. La idea del encuentro en Bolivia, es entregar las conclusiones a la ONU para que el organismo “tenga la responsabilidad de persuadir, explicar o por lo menos informar a todos los jefes de Estado que van a participar de la próxima Cumbre, en México”, explicó Morales.

Se espera que arriben al país los mandatarios de Venezuela, Hugo Chávez; de Nicaragua, Daniel Ortega; y de Paraguay, Fernando Lugo. Aunque no asistirá el presidente ecuatoriano Rafael Correa, se espera que llegue el canciller del país, Ricardo Patiño.

Los funcionarios participarán en el cierre del evento, que se realizará el jueves, según precisó ABI se espera un masivo acto popular que contará con la asistencia de por lo menos 45.000 espectadores.

En la ocasión, los presidentes invitados junto a Evo Morales darán a conocer su posición sobre las principales conclusiones del encuentro.