La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, sigue refiriéndose públicamente a la decisión de la Corte Internacional de Justicia con sede en La Haya, de rechazar la demanda que buscaba obligar a Chile a negociar con La Paz una eventual salida al mar.

El mandatario boliviano agradeció este viernes al ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, que solidarizó con la aspiración marítima del país altiplánico, tras la derrota en La Haya.

Morales agradeció a Samper y expresó que “el fallo de CIJ que rechaza obligación de negociar, no nos quita la razón para continuar en la lucha por salir del enclaustramiento forzado por la invasión de Chile de 1879”.

A cinco días de que La Haya rechazara la demanda Bolivia, el tema aún es discutido en el país vecino, donde Morales aclaró que respeta el “fallo de La Haya, pero que no lo comparte”, además afirmó que el mar no era de los chilenos, sino de siete familias.

El mandatario boliviano agradeció este viernes al ex presidente de Colombia, Ernesto Samper, que solidarizó con la aspiración marítima del país altiplánico, tras la derrota en La Haya.

“Cuando la Corte dice que Chile no tiene obligación a negociar no está favoreciendo ni a Bolivia ni a Chile. Sino a siete familias que son dueñas del mar chileno”, dijo el presidente altiplánico durante un evento este viernes.

Siguiendo con la postura tomada tras la derrota en la CIJ, Morales recordó el párrafo 176 del fallo que hace un llamado a que el diálogo entre países continúe y reiteró que la Corte determinó que Bolivia nació con mar.

“El párrafo 176 la Corte añade que no debe entenderse como un impedimento en que las partes continúen con el diálogo (…) Todo el mundo ahora sabe que Bolivia nació con 400 kilómetros de costa. Eso dice la Corte Internacional de Justicia”, afirmó.

La demanda de La Paz databa de abril de 2013, pero sus bases se remontan hasta el Tratado de 1904, que selló la pérdida de 120.000 km2 de territorio, entre ellos los 400 km de costa, por Bolivia en la Guerra del Pacífico (1879-1883) ante Chile.