Asunción, Andina. La capital de Paraguay fue escenario hoy de protestas de trabajadores despedidos por razones políticas e incidentes entre jóvenes opositores y fuerzas de seguridad, al intensificarse las movilizaciones contra el gobierno de Federico Franco.

En tanto, la delegación de parlamentarios del Mercosur que se encuentra en Asunción se negó este lunes a entrevistarse con el actual jefe de Estado, Federico Franco, y reconoció como presidente constitucional del país a Fernando Lugo.

Más de 400 trabajadores despedidos de sus cargos tras la destitución del presidente Fernando Lugo desfilaron por el centro de esta capital con grandes letreros en los cuales expresaban sus protestas.

Denunciaron el despido de más de 800 empleados, especialmente en la Secretaría de Acción Social, la administración de la hidroeléctrica Itaipú y otras entidades centrales.

Un grupo de avanzada portaba una gran tela con la inscripción "Fuera Franco", en alusión directa al jefe del gobierno que solo ha sido reconocido por tres países, ninguno de ellos latinoamericano y suspendido de su participación en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y el Mercado Común del Sur (Mercosur).

"No permiten que opinemos en contra de Federico Franco en nuestros perfiles de Facebook, esto es un atropello a la libertad de expresión, por eso, muchos compañeros decidieron abandonar sus puestos de trabajo", refirió una de las manifestantes al diario Última Hora.

Mientras, grupos de jóvenes tuvieron incidentes con la policía cuando colocaban afiches en las calles con leyendas contra Franco, en ocasión de celebrar hoy su 50 cumpleaños.

Uno de esos grupos intentó llegar hasta la misma Casa de Gobierno portando el símil de una torta con frases irónicas sobre el festejado, pero la intervención de fuerzas especiales de la policía les impidió el paso y avanzó sobre los manifestantes.

En tanto, la representación de parlamentarios del Mercosur que llegó a Paraguay para conocer la situación política se negó a reunirse con Franco por considerar que sería ir en contra de los acuerdos de Mercosur, señaló Jorge Mazzorovich.

Respaldamos la decisión que caracteriza las medidas tomadas debido a un golpe parlamentario disfrazado de juicio político y nos parecía muy mal que fueran estas las circunstancias para concretar esa reunión, dijo a los periodistas.

La diputada Ferreira señaló a su vez que lo hecho por Franco fue un golpe de Estado y aseguró que para ellos, el único presidente constitucional es Fernando Lugo.

La delegación parlamentaria está integrada por Jorge Mazzorovich y Aníbal Pereira, de Uruguay, Julia Perié y Aracely Ferreira, de Argentina, y Paulo Schueler y Rubén Diniz, de Brasil, dirigentes del Foro de Sao Paulo.

Aclararon que no vinieron a inmiscuirse en asuntos internos ni a decirle a los paraguayos qué deben hacer, sino a defender el respeto a los acuerdos integracionistas firmados.

Los visitantes sostuvieron reuniones con el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Víctor Núñez, organizaciones sociales, grupos de trabajadores despedidos ilegalmente por el nuevo gobierno y dirigentes del Partido Liberal inconformes con la destitució de Lugo.