Quito. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) anunció para este jueves 5 de marzo una marcha en la ciudad de Quito para, entre otros temas, defender su permanencia en la sede ubicada en el norte de la capital, entregar a la Asamblea Legislativa una propuesta sobre la Ley de Tierras y para “fortalecer la unión de los sectores populares”.

Más temprano, el presidente Rafael Correa consideró a los llamados a movilización como un nuevo intento por desgastar al gobierno y retomar prácticas del pasado en favor de grupos minoritarios.

Jorge Herrera, titular de esa organización indicó que ese mismo día, luego de la marcha, las organizaciones sindicales y los integrantes de la Conaie se reunirán en la denominada “Cumbre de los Pueblos”, que se realizará en el coliseo de la Universidad Central del Ecuador, en el centro norte de la capital y que tendrá una duración de dos días.

La marcha fue convocada para ese día, ya que en esta fecha vence el plazo anunciado por la Ministra de Inclusión Económica y Social, Betty Tola para el análisis de la solicitud del organismo indígena para dejar insubsistente el desalojo de esa propiedad que pertenece al Estado.

Al respecto, Herrera expresó que “no se trata de que la Conaie no tiene a donde irse, tiene una casa en el centro de la ciudad, esa casa es una casa de acogida y esta sede actual se ha conseguido a través de una lucha histórica y se trata de defender la dignidad del movimiento indígena y no podemos aceptar que nos van a avasallar a nuestra lucha”.

Sobre los dirigentes indígenas que han cuestionado el trabajo de la actual dirigencia de la Conaie, Herrera señaló que ese organismo se reunió esta semana en la ciudad de Riobamba, en la sierra centro del país, con las organizaciones sociales de base y se decidió que “están desautorizados a hablar fuera de las decisiones colectivas de la organización”.

Mesías Tatamuez, representante del Frente Unitario de Trabajadores (FUT), explicó que ese sector también se sumará a la movilización del cinco de marzo para analizar temas relacionados con el Código del Trabajo.

Las organizaciones sindicales ratificaron en esta rueda de prensa que participarán de la Cumbre como fue resuelto por la Convención Nacional de los Trabajadores el 7 de febrero pasado, y convocaron al pueblo a sumarse a esta iniciativa de "dialogo democrático" entre los sectores sociales.  “Esta cumbre es para preparar la marcha nacional del 19 de febrero y no para destituir al gobierno”, indicó Tatamuez.