El presidente de Egipto, Hosni Mubarak, dejó la presidencia de ese país, luego de ejercer el poder durante 30 años, y tras 18 días de masivas protestas que terminaron por provocar su caída.

El anuncio lo realizó el vicepresidente de Egipto, Omar Suleiman, lo que ha provocado la alegría de los miles de protestantes que se encontraban afuera del palacio de gobierno.

"En el nombre de Dios misericordioso y compasivo, ciudadanos, durante estas muy difíciles circunstancias que atraviesa Egipto, el presidente, Hosni Mubarak, decidió abandonar su cargo de presidente de la República y encargó al alto consejo de las Fuerzas Armadas administrar los asuntos del país. Que Dios ayude a todos", informó.

La dimisión se produce horas después de que el canal de televisión Al Arabiya reportara este viernes que el presidente Hosni Mubarak y su familia habían salido de El Cairo, desde una base militar en los suburbios y habían viajado al resort del Mar Rojo de Sharm el-Sheikh.

La cadena si bien no dio una fuente de los reportes sobre el movimiento del presidente y de su familia, confirmó que Mubarak y los suyos estaban en Sharm el-Sheikh.

La retirada de Mubarak se produce luego de que el Ejército decidiera derogar las leyes de emergencia, presionados por los cientos de miles de egipcios que se manifestaban en todo el país.

En el "Comunicado No. 2", el Ejército dijo que "confirma el levantamiento del estado de emergencia, tan pronto como las circunstancias actuales finalicen", una promesa que podría remover una ley impuesta luego de que Mubarak se convirtió en presidente tras el asesinato de Anwar El Sadat, y que los manifestantes dicen ha sido usada para sofocar el disenso.

Tras el anuncio, cientos de miles de manifestantes egipcios ondeaban banderas, lloraban, gritaban y se abrazaban en la plaza Tahrir de El Cairo.

"El pueblo ha derrocado al régimen", gritaba la multitud en la plaza.

Algunos cantaban "Dios es grande" cuando fue anunciada la renuncia.

El tercer presidente de origen egipcio tras la colonización. Hosni Muburak asumió el poder en 1981, tras suceder al presidente interino Sufi Abu Taleb, quien había asumido el liderazgo tras el asesinato del mandatario Anwar el-Sadat registrada el 6 de octubre de ese año.

Quien fue el jefe de Estado de Egipto durante 30 años, también se desempeñó como  jefe de la  Fuerza Aérea Egipcia en 1967, protagonizando algunos de los combates en los conflictos que enfrentaban su país e Israel en esa época.

El asesinado presidente egipcio Anwar el-Sadat lo nombró vicepresidente en 1975 y tras su muerte, asume el poder.

Mubarak es el tercer jefe de Estado de origen egipcio después que Gamal Abdel Nasser tomó el poder en 1956, cuando el país era controlado por los británicos. 

(Con información de Reuters)